Una historia de reggaetón

Hace tiempo un amigo me pidió que le hiciera una lista de canciones de lo que él llama ‘gustos culpables’. Posteriormente, él se encarga de hacer un mixtape y luego lo comparte con sus amigos. Ahí van incluidas canciones de La Sonora Santanera, Rocío Durcal, José José y Los Yonics entre muchos otros.

En ese entonces yo estaba escuchando mucho reggaetón por varias razones, desde las antropológicas, socioeconómicas, sociológicas, musicales, históricas, y por último, la más importante: ¡por que es muy pegajoso el ritmo!

Así pues, me puse a escribir un cuento corto que ilustra el paso del reggaetón en la historia de la música. Ya mi amigo nunca me volvió a escribir quizá porque pensó que programar reggaetón era caer muy bajo. No lo sé, es sólo una teoría.

Sé que a muchos de ustedes les repatea el hígado tan sólo al escuchar la palabra reggaetón. No le tengan miedo, no muerde.

Disfruten los próximos 30 minutos escuchando los tracks de:

1. James Manuel con Tomasa del Real — Perra Sátira
2. El Alfa — Botando Chispa
3. Los Rakas — Mentiras.
4. Álvaro Díaz — Tortura China.
5. Ms. Nina con La Favi — Acelera.
6. MULA — Retumba.
7. J. Balvin con Pharrel Williams, BIA, y Sky. — Safari.

No se olviden de escribirme en los comentarios y díganme qué les pareció la selección que les comparto en el siguiente enlace. Sólo dénle click o tap y ¡a bailar!

https://www.podomatic.com/embed/html5/episode/8679941?style=normal&autoplay=false

Anuncios

Rap is the new Rock & Roll

Les grabé un nuevo episodio de Bálsamo, y en esta ocasión, les traigo las que a mi consideración fueron las mejores canciones del 2017.

El programa contiene temas musicales que marcaron tendencia a nivel mundial en cuanto a música popular se refiere.

A diferencia de otros años, en esta ocasión, el rap mantuvo una fuerte presencia a nivel mundial.

El rock, al parecer, está congelado. Escucharán a artistas como Mura Masa, Migos, Tyler The Creator, Kendrick Lamar, y a Cardi B entre otros.

Disfruten 50 minutos de la mejor música que se cocinó en el 2017.

https://podomatic.com/embed/html5/podcast/282744?autoplay=false

Mis mejores momentos del 2017

Mi 2017 estuvo lleno de altibajos. No me puedo quejar. Tengo más cosas positivas por las cuales estoy agradecido que por las malas situaciones que sucedieron. En el primer trimestre del año mi vida dio un giro de 180º. Mi rutina cambió y me costó unas cuantas semanas en volver a reajustarme. Me concentré en trabajar más y encontré un nuevo trabajo. ¡un cuarto empleo! Tuve más tiempo para leer, para ejercitarme, y para relajarme. A continuación leerán todo lo bueno que me dejó el moribundo 2017.

Mejor Momento:

En este momento viene a mi mente el recuerdo de estar sentado en la terraza del piso 52 en el edificio Marina Bay en Singapur tomando un latte frío. Sé que suena pretencioso, pero miren nada más lo que mis ojos apreciaron desde ese lugar:

33158996230_61b0b96881_o.jpg

Mejor Adquisición:

Este año me animé por actualizar mi teléfono y un par de semanas antes de que saliera el iPhone X, adquirí el iPhone 8 Plus. Al principio, y gracias a las estrategias de marketing, sentía como si me hubiera precipitado en mi compra, pero es que en realidad no me gusta la pestaña, o marco superior del modelo X. Han pasado dos meses de uso del teléfono, y veo que en realidad lo disfruto mucho, sobre todo por su cámara y velocidad de procesamiento. Si sienten que hablo como Apple fanboy, me declaro culpable.

Mejor Blog:

En el 2017 seguí leyendo mis blogs habituales y no encuentro uno para recomendarles que no les haya mencionado ya. ¿Qué leo? Leo el blog de la Pitchfork; los comics de The Joy of Tech; los consejos financieros del Pequeño Cerdo Capitalista, y sigo el tema de educación y tecnología por medio del lector de feeds llamado Feedly, el cual les recomiendo mucho en su versión gratuita.

Mejor Tuitero:

En este año, muchas personas hetero debemos reeducarnos y entender lo que se debe hacer de forma políticamente correcta, y cuando por varias décadas fuiste criado y moldeado con estereotipos hetero, es momento de hacer un alto y re-pensar nuestras conductas. Por esta razón, les recomiendo seguir la cuenta de Twitter @CosasHetero para revisar nuestro comportamiento social y mejorarlo. Si bien, la cuenta a algunos les puede parecer parodia, más bien, es una patada en la espinilla que siempre nos duele recibir.

Mejor Vlogger:

Pasé demasiadas horas viendo YouTube y descubrí canales como el de José Zuniga con su Teaching Men Fashion, o al gran Unknown Vlogs desde Londres, pero el que más regocijo visual me brindó fue el hábil MKBHD. El canal es de Marques Brownlee y es considerado por muchos como el mejor reseñador de tecnología. Ver sus videos en glorioso 4K es un regodeo para el geek interior. La televisión murió desde hace varios años, y YouTube me sigue pareciendo la mejor alternativa junto con Plex. Ahora sí, uno ve ‘lo que uno quiere’ cuando quiere.

Mejor Aplicación para iPad:

Definitivamente, desde que adquirí el iPhone 8 me olvidé del iPad. En realidad, de las pocas veces que usé el iPad fue para revisar Twitter o ver algún episodio de alguna serie de Primer Video. Sucede que cuando tienes un dispositivo con nueva capacidad de procesamiento, tus dispositivos anteriores te parecen lentos y viejos. Me conozco y sé que si adquiero un nuevo iPad será para hacer una actualización al iPad pro, al cual algunas personas lo consideran como un buen sustituto de la computadora de escritorio

Mejor Gadget:

El 2017 fue el mejor año para adquirir una televisión 4K ya que bajaron demasiado de precio. Si lo estás considerando, te recomiendo buscar la marca LG por el sistema operativo que los acompaña, en este caso es el WebOS 3.5. y es que navegar por una interfaz que de forma fácil se agradece mucho. Otro detalle que hay que considerar para disfrutar el formato es al menos conseguir una de 55” para poder disfrutar de todos sus pixeles. Ya pasarán otros cuatro años para que las pantallas OLED bajen a un precio más asequible.

Mejor Exposición:

De las cosas más ñoñas que disfruto hacer es visitar galerías, museos, y exposiciones. El 2017 pude ir a ver desde las más populares como la de Tim Burton en el museo Franz Meyer, o La Estrella Oscura de Andy Warhol en el JUMEX, fui a ver mamuts y dinosaurios al Museo de Historia Natural en Los Ángeles, la exposición que más disfruté fue la pequeña retrospectiva que le hicieron a Luis Nishizawa en el Museo del Pueblo de Guanajuato. Pude ver la obra con toda la calma del mundo y sin gente a mi alrededor o presión de algún tipo.

Mejor playera:

Ahora estoy pasando por la fase de adquirir playeras negras básicas, y no porque no me gusten las playeras, pero las que me gustan resultan ser playeras muy hypeadas y por lo mismo difícil de conseguir, desde la colaboración de Louis Vuitton con Supreme o las que diseñó Virgil Abloh para su marca Off White. Ya podré hacerlo el año siguiente cuando visite Nueva York. Aquí en México hay tiendas que venden dichos productos, pero todos son revendedores y lo precios son reventas y compras sólo lo que hay, no lo que tu quieres.

Mejor Programa de Radio:

En mi continua búsqueda por un programa de radio matutina, me mudé a YouTube. Sin embargo, para finalizar el año, decidí suscribirme al podcast de pago llamado Convoy dirigido por Olallo Rubio. Pronto descubrí que mi ciclo de atención se redujo al mínimo y constantemente me encuentro rotado entre aplicaciones y tareas de la casa o del trabajo. Si tienen alguna recomendación de programa matutino de radio, se los agradeceré mucho si me la hacen saber en los comentarios.

Mejor Red Social:

Sigo con Twitter e Instagram y la que más me atrae es el modelo de negocios que representa ésta última y ya, no quiero hacer perder su tiempo con tanta frivolidad.

Mejor Canción: 

No deja de gustarme el rap, y entre el disco completo de Kendrick Lamar, la canción que se convirtió en mi favorita y fue la de French Montana con Unforgettable, aunque también merecen mención especial Lil Uzi Vert con XO TOUR Llif3 y No Woman de Whitney para relajarme.

Mejor Podcast:

Como mencioné líneas arriba, dentro del servicio de podcasts Convoy, existe uno que se llama La Edad Media y es conducido por Rulo. Ahí entrevista a personajes cuya personalidad u obra me resulta atractiva como la de Juan Villoro, o la divertida charla con el autor Carlos Velázquez. Si bien, el servicio tiene un costo de $39 mensuales, pienso que bien lo valen.

Mejor Serie de TV:

Afortunadamente las buenas series de televisión han ido en crecimiento desde la gran Twin Peaks, pasando por Stranger Things, me quedo con Dark, por la trama, la temática y porque puedo decir que aprendí poquito alemán viendo la serie.

Mejor Película:

Me voy a arriesgar a decir que fue Baby Driver. Combina muchas cosas que me gustan y me recordó de cierta manera a Pulp Fiction de Tarantino o a Drive de Nicolas Winding. Combina buena música con acción y persecuciones en autos. ¿Se fijan en lo hetero que suena eso, qué le vamos a hacer?

Mejor Documental:

Hay en Netflix un documental llamado Los Punks y narra la escena del movimiento punk en Los Ángeles. Me recordó cuando tenía trece años y asistía a conciertos de Hardcore y Trash Metal junto con mi prima dos años mayor que yo. Se logra proyectar la filosofía del DIY o Hazlo Tú Mismo.

Mejor Concierto:

Por primera ocasión se llevó a cabo el Festival Latido en la ciudad de Silao y trajeron a Los Amigos Invisibles a quienes tenía más de diez años de querer ver en vivo y los disfruté mucho. Claro que disfruté mucho a Boys Noize en el Festival Corona, pero creo que nos influencian las diferentes circunstancias a nuestro alrededor y pude bailar de forma despreocupada con los panas venezolanos. Ojalá que el 2018 nos traiga más baile.

Mejor Libro:

Me animé a leer a Roberto Bolaño y fue una gran inversión de mi tiempo. Leí tanto Los Detectives Salvajes como 2666. De este último hubo un pasaje que me apachurró el corazón y fue el de las muertas de Juárez. La frase con la que arranca los detectives salvajes es la siguiente: “He sido cordialmente invitado a formar parte del realismo visceral. Por supuesto, he aceptado. No hubo ceremonia de iniciación. Mejor así.” Para empezar, ¿qué es el realismo visceral? Desde ahí el magnífico escritor nos engancha en su novela y nos lleva por el camino de la aventura y persecución en una gran novela que a muchos les hará recordar sus años de juventud.

Mejor Viaje:

Nunca había imaginado que iba a conocer Singapur y en una tarde todo se decidió, en menos de cuatro horas ya había adquirido mi boleto de avión. Haber viajado a un lugar tan lejano para mí fue una experiencia única. Probé comida que ni sabía que existía y que en su mayoría de las veces me gustó. También fui a Los Ángeles por primera vez y aunque es un lugar con muchas atracciones siempre existe la posibilidad de volver, pero ¿Singapur? El país más rico de Asia es increíble con una visión de la corrupción muy artera. Ir de México fue como ir a un país de fantasía donde todo lo que te molesta de aquí, allá no existe y viceversa.

Ya me considero listo para el 2018 y sé que vendrá con muchas cosas buenas. Si ya llegaste hasta aquí, te deseo un año lleno de cosas positivas. ¡Salud!

Mis lecturas del 2017

Como un mero ejercicio de memoria, les comparto los libros que leí en el 2017. Año en el que encontré más tiempo para leer, sobre todo por las mañanas. Debo admitir que en ocasiones mis hábitos de lectura se veían opacados por estar entretenido en Twitter o en YouTube. Deberé aprender, mediante el uso de alguna aplicación, a separar mejor mis tiempos para dedicarlos a actividades que me aporten menos conocimiento basura.

Esta ocasión, quiero hablar de los libros que más me gustaron, y fueron principalmente los de Roberto Bolaño. Decidir entre Los Detectives Salvajes y 2666 es como intentar decidirse por Los Beatles o Los Rolling Stones. Al final, si habría que decidirme por uno, serían Los Detectives Salvajes, y es que me hizo recordar tantos momentos de mi vida.

Por otro lado, haber leído a Enrique Serna, a Juan Pablo Villalobos y a Ignacio Padilla fue tan gratificante como entretenido y enriquecedor.

Hablando de libros de músicos, la biografía de Café Tacvba no me gustó tanto como me lo esperaba, y leer a Fito Páez fue un deleite. Como escritor es bastante divertido porque al menos yo, imaginé que estaba escuchando sus canciones y no leyendo un libro.

Quiero finalizar esta entrada compartiendo que leer no te hacer mejor persona. Incluso se dice que Hitler era un gran lector. Sin embargo, en mi opinión personal, sólo leo para mi, para construir una mejor versión de mi mismo. Aunque quien sabe eso qué signifique.

# Título Autor
1 Cómo Aprender Cualquier Idioma (sin morir en el intento): Guía Práctica para Facilitar Tu Aprendizaje de Idiomas Lagomarsino, Siskia
2 Amphitryon Padilla, Ignacio
3 La Puta Diabla Páez, Fito
4 No voy a pedirle a nadie que me crea Villalobos, Juan Pablo
5 Café Tacvba. Bailando por nuestra cuenta. Blanc, Enrique
6 El miedo a los animales Serna, Enrique
7 Galápagos Vonnegut Jr., Kurt
8 Ligeros Libertinajes Sabáticos Abad, Mercedes
9 Ficciones Borges, Jorge Luis
10 Los Detectives Salvajes Bolaño, Roberto
11 2666 Bolaño, Roberto
12 The Subtle Art of Not Giving a F*ck: A Counterintuitive Approach to Living a Good Life Manson, Mark
13 Sapiens: A Brief History of Humankind Harari, Yuval Noah
14 Console Wars: Sega, Nintendo, and the Battle that Defined a Generation Harris, Blake J.*
15 Los innovadores: los genios que inventaron el futuro Isaacson, Walter *

Lo mejor del Hip Hop del 2016

boty

Amigas y amigos, a estas alturas ya prácticamente todos los medios están terminando de publicar sus listas con lo mejor del 2016. Yo no me quise quedar atrás en el ejercicio y decidí hacerles un compilado pequeño con las mejores canciones del Hip-Hop en Inglés. Lo hice pensando en un día de tráfico, cuando uno va en camino a la escuela o al trabajo y quiere llenarse de energía.

Espero y lo disfruten. Descárguenlo y compártanlo.

Bálsamo con lo mejor del Hip Hop del 2016

 

Lo mejor del 2016

27037115953_3f68f4f7ab_o

Siempre me encanta esta época del año ya que me dedico a descubrir todas las cosas que me perdí durante los últimos meses. Me refiero a todas esas listas que publican importantes periódicos, revistas y blogs a los que sigo. Es bueno tener tiempo para jugar video juegos, ver películas, series o documentales que por alguna razón se te escaparon y escuchar discos o a artistas que no sabías que existían. Benditas vacaciones, no me decepcionaron, y antes de que regrese a trabajar les dejo a continuación mi lista de cosas que más me gustaron en el 2016.

Mejor Momento:

Por una razón personal que no puedo comentar aquí, no podía visitar Estados Unidos y siempre cargaba con esa loza. Finalmente, este año me animé a ir al consulado americano en la ciudad de Guadalajara y pude obtener mi visa. La primera ciudad que visité fue San Francisco. De hecho, las imágenes que acompañan a esta entrada fueron tomadas por mi en esa vibrante ciudad. En Semana Santa estaré visitando Los Ángeles saldando visitas pendientes. El viaje me hizo recordar en muchas ocasiones a mipapá imaginándome las cosas que él pudo haber visto o disfrutado en sus más de veinte años de vida en ese país.

Mejor Adquisición:

Finalmente este año sí se lanzó tal y como lo predije el año pasado el Apple Watch 2. El reloj es un accesorio de lujo con el cual llevo conviviendo más de dos meses y al ser un aficionado a los datos y a la información generada en tiempo real. Una de las grandes ventajas que le he encontrado es que ya no me veo constantemente sacando mi teléfono de la bolsa del pantalón para revisar las notificaciones. Otra ventaja que le he encontrado es que me ha ayudado a ser más consciente de mi condición física ya que me avisa acerca de mis progresos en cuanto a mi actividad física.

Mejor Blog:

Ya realmente no se escriben blogs y por lo mismo no seguí a alguno en particular. La página que consultó prácticamente todos los días es Lifehacker. Ahí encuentro buenos consejos para la vida diaria en muchos aspectos, no solamente en cuanto a tecnología refiere, sino también a formas de mejorar en aspectos personales.

Mejor Tuitero:

Twitter me sigue entreteniendo mucho y me gusta leer @julioastillero ya que es un buen columnista de la jornada. Sus tuits me permiten revisar un panorama del día a día en el país. Me parece un periodista mesurado y con los pies en la tierra. Una de las cosas que disfruto al leer sus textos es que tanto puede hablar de deportes o cosas familiares como de situaciones políticas relevantes del país.

Mejor Vlogger:

Apenas el año pasado había descubierto a Casey Neistat y casi todos los días de la semana disfrutaba preparar mi lonche viendo sus videos que reflejaban su estilo de vida en la ciudad de Nueva York. Este año se cansó de su rutina que pintaba ser demasiado pesada sobre todo por el hecho de editar un video a diario. En fin, que a partir de su despedida he buscado a un nuevo vlogger y hasta ahora me he conformado con las noticias del canal Complex.

Mejor Aplicación para iPad:

Este año descubrí la aplicación duet. Es una aplicación que te permite usar tu iPad como una segunda pantalla, según esto para que te conviertas en alguien más productivo. La aplicación funciona utilizando tu cable usb a lightning e inicias la aplicación tanto en tu computadora como en tu iPad. Después, hay que arrastrar la aplicación que quieras que aparezcan en tu iPad para que puedas ser más productivo. Yo lo usaba para ver algo en Netflix mientras contestaba correos de trabajo.

Mejor Gadget:

Este año todo comenzó en abril cuando Phillips me regaló una lámpara portátil que se puede conectar a internet y cambiar de muchos colores. Posteriormente, adquirí un kit de lámparas que se conectan a internet de la misma marca, y finalmente, como regalo de cumpleaños recibí otra lampara adicional. Así puedo controlar todas las luces de la casa de forma automatizada, incluso, lo puedo hacer con mi reloj utilizando mi voz. El internet de las cosas llegó a mi vida y si bien representa algunos inconvenientes me parecen más los beneficios que los puntos negativos.

Mejor Exposición:

En la ciudad de San Francisco pude visitar el recién remodelado Museum Of Moden Art el cual alberga una colección impresionante de obras del siglo XX y XXI. La infraestructura del lugar es muy del primer mundo, al grado tal que puede descargar uno una aplicación con geolocalización que permite escuchar la narración de buenos actores y actrices llevando la experiencia a otro nivel. Mi siguiente objetivo es visitar el museo The Broad de reciente creación en Los Ángeles.

Mejor playera:

Este año, la marca japonesa Uniqlo hizo una alianza estratégica con el artista Kaws. Esto permitió que su obra fuera reconocida de forma global. Dicha marca realiza prendas de ropa modernas a precios accesibles. Sigo pensando por qué solamente mecompré una playera y no cinco. Mi respuesta es que me compré el diseño que más me gustó.

Mejor Programa de Radio:

Sigo siendo huérfano de un buen programa de radio matutino. Hasta la fecha, sigo escuchando El Surtido con Almendra Hernández en radio ibero de la Ciudad de México. Lo hago utilizando la aplicación TuneIn y si bien, la conductora no es una gran pensadora, si logra entretenerme mientras me alisto para ir al trabajo.

Mejor Red Social:

Instagram me sigue gustando mucho. Este año instalé la aplicación oficial de Twitter y me parece que presenta las noticias de una forma frívola recordándome. Por momentos a cualquier canal de televisa. Regresando a Instagram, me sigue molestando ver las fotos en un tamaño pequeño, quizá eso es lo que le falta para hacerla perfecta desde mi punto de vista.

Mejor Canción: 

Escuché al menos 50 veces la canción Pt. 2 de Kanye West. La canción me parece muy poderosa y me llenaba de energía para llegar a mi trabajo. Para mí fue el disco del año aunque desafortunadamente, al final de año Kanye se nos deschavetó y terminó internado en el hospital psiquiátrico. Sin duda el coro ‘I just want to feel liberated I I I’ se convirtió en mi mantra.

Mejor Podcast:

Me gusta mucho lo que hace Evaristo Corona alias El Golfo en su programa llamado Meta el cual es un podcast de la plataforma conocida como Puentes. En Meta se habla de cultura pop actual. Se habla principalmente de música, de nuevos lanzamientos musicales, de conciertos, y de nuevas bandas. Lo único que no me gusta de su plataforma es que si me suscribo mediante RSS me suscribo a todos sus programas en general, que si bien son buenos, la mayoría no son de mi interés. Por tanto, no recibo actualizaciones de Meta de forma automática.

Mejor Serie de TV:

La serie que más me gustó fue una de HBO que se llama The Night Of. Pasaba los días domingos y me dejaba súper intrigado. Lástima que nadie de mis conocidos la seguía para poderla platicar al día siguiente. Todo mundo estaba enganchado a Game of Thrones. Aplausos también para Rick and Morty y para Portlandia que me siguen divirtiendo mucho.

Mejor Película:

Me encantó Rogue One. La vi dos veces solamente. La segunda vez la vi con buenos amigos y la disfruté mucho más. Otra película que me impactó mucho fue la mexicana Te Prometo Anarquía. Debo decir que fui al cine sólo porque sabía que se trataba de una historia que involucraba patinetas. La historia es impactante y es un reflejo de lo descompuesta que se encuentra la sociedad mexicana en estos días.

Mejor Documental:

Before The Flood es un documental narrado por Leonardo di Caprio y se nos advierte sobre las consecuencias a nivel de humanidad si no cambiamos nuestros hábitos de consumo. Tristemente me doy cuenta de que los únicos responsables de nuestra propia destruccion somos los propios humanos. Creo que es un documental que se debe de ver en todas las escuelas para crear conciencia con la finalidad de salvar a nuestro planeta tierra.

Mejor Concierto:

LCD Soundsystem en el festival Corona Capital fue magistral. Los factores que influyeron para decir tal afirmación se deben a que fui con dos de mis hermanos y mi mejor amigo. Cuando se llegó el momento de la presentación de los LCD yo me esperaba grandes aglomeraciones y al contrario, tuve mucho espacio a mi alrededor para poder bailar y cantar sus éxitos. Fue el cierre de una noche redonda en que previamente había disfrutado a Grimes y a Peter Bjorn and John. La emoción me duró por varios días que lo único que escuchaba era un concierto viejo de los LCD con el ánimo de emular lo vivido esa noche.

Mejor Libro:

Juan Villoro y su Espejo Retrovisor el cual es un compendio de textos representativos del autor. Desde hace varios años había querido leer a dicho autor, pero por alguna razón no lo hacía. Si uno quiere descubrir al autor me parece que escogí el mejor título de él ya que se divide en cuentos salpicados de humor y algunos de tragedia. Juan es un cronista brillante que habla no solamente de la familia, viajes o el rock, si no que también me hizo recordar mi época zapatista allá por 1994.

Mejor Viaje:

Conocer San Francisco fue mi highlight del año. A pesar de que fui a la playa, o a conocer Xilitla en San Luis Potosí, sin lugar a dudas no se comparan con mi experiencia en San Francisco. A pesar de que la ciudad huele a drenaje combinado con mota y orines, y de que el paisaje urbano está tapizado de vagabundos, fue emocionante conocer una ciudad cuyas compañías tecnológicas controlan gran parte del mundo actual.

Lo que leí en el 2016

captura-de-pantalla-2017-01-04-a-las-20-32-41

Me había puesto el reto de leer 17 libros en el 2016 y tan sólo alcancé a leer 10 porque en el camino se atravesó un curso de pre-doctorado en Ginebra, Suiza a mediados de septiembre.

Leer, afortunadamente, me sigue gustando aunque sigo con el perverso vicio de perder el tiempo en leer cosas insensatas en redes sociales.

Además de los libros que al final de este post comparto, también leí docenas de páginas de materiales académicos. Considero totalmente innecesario publicar dichos textos aquí ya que no son de interés general.

Sigo considerando a los lectores electrónicos como mejores herramientas para leer. Incluso estuve a punto de decantarme por un nuevo Kindle. Persuadido por mentes despiertas fui convencido de poner mi iPad en modo avión. Poco duraba el gusto, pues seducido por notificaciones de mensajes en redes sociales terminaba por olvidarme del consejo.

La mayor parte del tiempo leí en viajes que hice en a lo largo del año y usé como herramienta principal el iPad. Los libros en papel, a menos que sean un objeto de colección, me parecen innecesarios. Tan es así que en la próxima limpieza anual que haga consideraré hacer una caja o dos con libros para regalar en algún reclusorio.

Si me preguntan por el mejor libro que leí en este año sin duda les digo que fue el Espejo Retrovisor de Juan Villoro. Desde hacía muchos años me debía a éste autor y finalmente con esta antología saldé mi deuda. Sin duda, Villoro, es de los mejores escritores cuya creatividad e imaginario permiten una descripción puntual de nuestro país.

Finalmente, espero que en el 2017 mi sensatez me permita dedicar más tiempo a leer libros y menos redes sociales o memes insulsos.

A continuación, les comparto la lista de libros que leí en el 2016. Si quieren ordenar sus lecturas, les recomiendo usar la aplicación gratuita Goodreads la cual pueden conseguir aquí.

# Título Autor
1 La tregua Mario Benedetti
2 What Art Is Arthur C. Danto
3 Writing for Social Scientists: How to Start and Finish Your Thesis, Book, or Article Howard S. Becker
4 El genio del idioma Álex Grijelmo
5 La muerte del león Henry James
6 150 videojuegos a los que tienes que jugar al menos una vez en la vida Alejandro Crespo
7 Star Wars Manual de Supervivencia Francesc Marí, Nestor Company
8 Espejo Retrovisor Juan Villoro
9 Hipsteria Ricardo Garza
10 La canción de la bolsa para el mareo Nick Cave

Los mejores discos del 2015

SAM_1542.jpg

En el 2015 fue el año en que escuché más rap. Recuerdo estar escuchando a Kendrick Lamar, Drake, Kanye, Travis Scott, Young Thug, y a Nosaj Thing tan sólo por mencionar a algunos nombres que me vienen a la mente.

Debo decir que me cansé del rock alternativo ya que en la actualidad está plagado de ‘guitarritas’, ukuleles, y coritos. En la electrónica, las cosas dieron un giro hacia Lean On de Major Lazer. No debo negar que es una buena canción pero no pude con el mainstream.

Movido por el buen disco de Kendrick Lamar, -para muchos el mejor del año,- me puse a escuchar más hip-hop y terminé enganchado. El rap sigue sin ser valorado en México debido al idioma, y es que no es un Inglés fácil como el de Coldplay, por poner un ejemplo.

Es necesario mencionar que en el verano adquirí un auto Peugeot 206 convertible. Una de mis prioridades es la de mejorarle el sistema de sonido ya que el que trae de fabrica es basura. Adquirí una unidad Pioneer junto con un par de bocinas de la misma marca, pero aún le falta un buen amplificador y un subwoofer para disfrutar la experiencia completa de camino al trabajo o a casa. Sé que en el 2016 parte de mis ahorros servirán para adquirir dichos componentes. Siempre quise un estéreo con Bluetooth y con Siri integrados, ahora lo tengo y lo disfruto.

Tengo una corazonada de que el 2016 será un año grande para la música.

Los buenos discos tienen ciclos, y el 2016 pinta para ser un año con discos inolvidables.

Por lo pronto aquí les dejo mi lista con mis 10 discos favoritos que se editaron en el 2015:

  1. Kendrick Lamar — To Pimp a Butterfly
  2. Jamie xx — In Colour
  3. Natalia Lafourcade — Hasta la Raíz
  4. Sufjan Stevens — Carrie & Lowell
  5. Tame Impala — Currents
  6. Alabama Shakes — Sound & Color
  7. Major Lazer — Peace Is the Mission
  8. Nosaj Thing — Fated
  9. Grimes — Art Angels
  10. Björk — Vulnicura

¿Y a ustedes cuáles fueron los discos que más les gustaron del 2015? Déjenme sus comentarios.

Lo mejor del 2015

IMG_2730

Llegar a los cuarenta años sin deudas financieras ha sido uno de los grandes aciertos en mi vida a finales del 2015. Lo sé ¡he llegado a los cuarenta años! Se supone que a esta edad es cuando el mundo empieza a tener credibilidad en uno. Sin duda despedir los 39 fue muy bueno. El 2015 terminó y ahora pienso: ‘¡vaya año!’

Al día de hoy me siento muy relajado, muy tranquilo. Mi vida ha dado pasos agigantados en el 2015.

Tener claridad en mis ideas y objetivos me hizo sentir que todo está bajo control.

He aprendido a ser realista y práctico y sin duda esto me ha hecho disfrutar los momentos.

Como ya es tradición, les comparto mi selección de lo que para mi resultó ser lo mejor del año.

Mejor Momento:

Un viaje a Paris nunca cae nada mal, y este año tuve una visita no planeada a dicha ciudad. Originalmente tenía planeado viajar a Italia para el verano ya que tenía mis ahorros de todo un año, pero se dio el viaje y la pasé increíble. Por aquí pueden leer un post que escribí al respecto, y por acá pueden ver una galería que hice en mi cuenta de Flickr.

Mejor Adquisición:

Este año me abstuve de comprar el Reloj de Apple. Ser el comprador de la primera generación de un producto Apple nunca es recomendable. La segunda versión vendrá mejorada y ya para mediados de año me estaré comprando uno. Por ahora, lo que sí me regalé fue una cámara semi-profesional Samsung increíble con muchísimas características. Uno de mis planes-propósitos de este año es inscribirme a un curso para sacarle el mayor jugo a  mi cámara.

Mejor Blog:

¿Quién sigue escribiendo en blogs a estas alturas? Se dice que los blogs están muertos, lo de hoy son los podcasts, ¡sí, los podcasts están de regreso! En mi caso, gracias a la aplicación Feedly pude leer todo lo que mis blogs favoritos publican. Este año sin duda me hice adicto a Hypebeast el cual combina video con texto y lo disfruté bastante. Es ese sitio que me da las mejores noticias de diseñadores, de tenis, de artistas, de comida, y de diseño.

Mejor Tuitero:

Voy de mal en peor, ya casi no uso Facebook, (¿aún vive Facebook?) y en Twitter seguí mucho a @jrisco. Me hace reír mucho la forma en que adapta imágenes de noticias frescas con textos hilarantes. Ahora uso más Instagram, pero no para publicar sino para deleitar la vista. Sigo principalmente a diseñadores de moda  como Balmain. Intenté usar Snapchat, y a los pocos días de haberme dado de alta, los de la compañía cambiaron sus políticas de privacidad y prácticamente me ahuyentaron del lugar.

Mejor Vlogger:

En el 2015 fue el año en el que descubrí al vlogger Caisey Neistat y casi todas las mañanas cuando preparaba mi lonche para llevármelo al trabajo o tomándome mi primer espresso por la mañana veía los videos de este personaje. Posteriormente me preguntaba, ¿por qué sigo a Caisey? Es decir, ¿por qué se nos hace tan interesante ver vidas ajenas? Creo que tiene que ver con el hecho de alejarnos de nuestra propia realidad y querer vivir la vida de alguien a quien admiramos. En el caso de los videos de Neistat la mayoría me parecieron divertidos.

Mejor Aplicación para iPad:

De las aplicaciones que utilicé mucho este año fueron Feedly, Tweetbot, YouTube, y ahora estrictamente hablando de nuevas aplicaciones les recomiendo instalar Duet si cuentan con una computadora y un iPad, ya que esta aplicación hará funcionar a su iPad como una segunda pantalla. La App es cara pero hace lo que promete. Ahora mismo que escribo este post estoy ‘viendo’ la película Ant-Man.

Mejor Gadget:

Para este diciembre me regalaron un micrófono Blue modelo Yeti y he estado haciendo pruebas y las grabaciones se escuchan de maravilla. Ya me estoy animando para hacer un podcast ahora que el formato esta de regreso.

Mejor Exposición:

En Paris pude ver una retrospectiva de Jeff Koons, y acá en Guanajuato pude ver para cervantino una exposición de Francisco Toledo titulada Sin Maíz No Hay País, pero irónicamente, la pieza que este año me hizo temblar de emoción fue una video-instalación de Kanye West en la fundación Louis Vuitton en Paris.

Mejor playera:

¿Compré alguna playera? En realidad consumí mucho menos, lo que sí, fue que el diseñador Marco Colín me regaló uno de sus diseños estampados en una playera para el día de muertos y es una lástima porque me gustaría poder usarla el resto del año.

Mejor Programa de Radio:

Desafortunadamente en el 2015 desaparecieron las buenas estaciones de radio ya que hubo conflictos en Radio Ibero y me quedé sin estación de radio matutina. Escucho en ocasiones Ibero o Reactor pero lo soso de sus conductores termina por desanimarme y cambiarme a YouTube. Lo único malo de YouTube es que es muy fácil perder el tiempo con tantos canales, mientras que en el radio a cada rato le recuerdan a uno la hora par que no se le haga tarde para llegar al trabajo.

Mejor Red Social:

Me enganché a Instagram. Comencé a seguir gente que considero interesante y que aporta a mi cronograma una forma de ver y vivir la vida de manera divertida. Aquí les dejo mi dirección de Instagram.

Mejor Canción: 

Me vienen a la mente varias canciones buenas de este año como Alright de Kendrick Lamar, o Piss On Your Grave de Travis Scott una que me encantó y se me hizo muy fuerte fue la de de Should Have Know Better de Sufjan Stevens, esa sí esta de lagrimita con esa frase que dice: ‘when I was three, three maybe four, she left us at the video store’. Ahi el artista nos habla del abandono de su madre esquizofrénica y se parte el corazón.

Mejor Podcast:

Este año me hice fan de La Chora Interminable por mi hermano, pero después me doy cuenta que su podcast no es la gran cosa, que es pura guasa, y de vez en cuando sultan algún dato interesante. El proyecto en español que se esmeró bastante se llama Puentes, una casa productora de Podcasts y ahí me encontré con Mándarax. Leonora Milan y Alita Emo (no me viene a la mente su nombre real. Ellas son un par de científicas divulgando ciencia utilizando un lenguaje bastante fresco, sin lugar a dudas mi podcast del año.

Mejor Serie de TV:

Claro que vi Game of Thrones, pero la verdad ¿a quién quiero engañar? no me engancha ese tipo de historia. Las que si me divirtieron fue Master Of None con el comediante Aziz Ansari, y debo confesar que semana a semana esperaba un nuevo episodio de la segunda temporada de Silicon Valley, y que incluso, vi al menos ¡dos veces cada episodio!

Mejor Película:

Crecí con Star Wars y con Mad Max. Ambas me marcaron y en este 2015 las dos estrenaron una nueva aventura. También las dos me parecieron entretenidas y ambas las disfruté en 3D. Si bien Star Wars no me decepcionó no terminó por convencerme al cien por ciento. Quizá terminé empachado de la fuerte campaña mediática por parte de Disney. Lo que si sé es que ambas películas las veré más de media docena de veces.

Mejor Documental:

Veo más documentales que películas, me parece que contribuyen más a mi formación. Este año uno de los documentales que más disfruté fue La Sal de la Tierra. Una historia fascinante de Sebastião Salgado. Me hizo reflexionar sobre mi paso en esta tierra y a querer contaminar menos y dejar un mundo mejor.

Mejor Concierto:

No fui al Vive Latino, ni al Coronal Capital. ¡Hey si quería tener finanzas sanas algo tenía que sacrificar! Sin embargo sí pude ver varios eventos artísticos en la ciudad. Eso me encanta de vivir en Guanajuato, hay tanto que ver y hacer. Vamos, no es New York, pero algo es algo. Pude ver a Rebolledo, Sotomayor, Torreblanca, Technicolor Fabrics, y a varios grupos pequeños de ese estilo, pero el evento que más disfruté fue en uno del Cervantino. El 23 de Octubre con una fría lluvia pude ver a NOSAJ THING y quienes le abrieron hicieron una noche mágica, me refiero a Sebastian Benoit y a Takami Nakamoto. Otro gran highlight del festival fue la DJ Paula Temple. Llevaba mucho tiempo con ganas de escuchar buen techno.

Mejor Libro:

Este año me propuse leer 18 libros, ¡y lo logré! voy a escribir un post completo al respecto. El libro que más entretenido y ameno se me hizo se llama Te Vendo Un Perro de Juan Pablo Villalobos. Me hizo recordar tantas cosas de mi infancia. Leer será siempre un reto interesante en mi vida y lo voy a seguir haciendo y me voy a seguir superando en cantidad. Ya veremos si el siguiente año logro leer al menos 20 libros.

Mejor Viaje:

Paris es Paris, pero también fui a Bruselas y a Brujas, pero lo que si debo mencionar es que pude regresar a Cancún y que esta vez lo hice como conferencista en una convención de maestros de Inglés. Cancún es bonito, pero su playa puede parecer aburrida porque no hay olas divertidas, al contrario son muy pacificas. El viaje me sirvió para relajarme y darme cuenta de lo suertudo que soy.

 

Naco in Paris

Nadie esperaba que una huelga de controladores de tráfico aéreo fuera a arruinar todos los planes de un viaje placentero de regreso a casa. Llevamos dos horas varados en el aeropuerto Charles de Gaulle en Paris. Aparentemente el clima también se burla de nosotros puesto que afuera hay un sol radiante y que da un calorcito entrañable. Sin embargo, cuando llegamos a Paris el clima nos recibió con una bofetada fría y húmeda, y el frío se mantuvo así durante los catorce días que duró nuestra estancia.

Paris tiene un problema con su frialdad hacia los visitantes, siendo que los visitantes son los que principalmente alimentan a su pueblo. Vamos, hay ¡83.7 millones de turistas cada año! Los parisinos intentan ser demasiado civilizados, y en su afán de lograr su objetivo, sus ciudadanos son serios, fríos, secos, sin alma y sin ganas de interactuar absolutamente con nadie. Cuando se proviene de un país incivilizado, desmadroso, cotorro y dicharachero como lo es México, existe un choque de trenes.

When in Rome do as Romans do.

Así dicen los americanos, en Español decimos: “al lugar que fueres haz lo que vieres”. Moverse en el metro en Paris es un acto robótico, nadie habla, nadie sonríe, se evita a toda costa rozarse con alguien, cruzar su espacio y más ahora que recientemente hubo un ataque terrorista en Enero de 2015. Toda la gente sospecha de todo mundo: cuidado si la persona usa una capucha para cubrirse la cabeza, o si su corte de pelo es casi a rapa. Al parecer lo mejor que se puede hacer es actuar como un fantasma que no respira pero que usa audífonos para mantener sus conversaciones privadas o sus gustos musicales ocultos.

Claro, Paris es y será siempre Paris eso no le quita sus encantos. Incluso debo mencionar que el gobierno parisino ha hecho campañas para sensibilizar a la gente del sector turístico a que sean amables con los turistas angloparlantes. Al parecer cuando una persona se dirige en Inglés y no en la lengua local, o sea el Francés, pulsa un botón de rechazo inmediato. Creo que aquí las cosas no se tratan de la preservación de un idioma, sino de hacer negocios con gente que te viene a dejar sus ahorros de años sólo porque te tocó vivir en una ciudad bonita.

[Pausa para avisar que el avión ya va a despegar]. Ahora voy de regreso a México, el lugar que, según Carlos Fuentes, es una “democracia Nescafé”, es decir, instantánea. Un pueblo que basa su forma de gobierno en copias a Francia, Estados Unidos e Inglaterra. Nada de originalidad, nada de rasgar en su pasado para encontrarse a sí mismo.

También en este viaje visité Bélgica. Específicamente me interesé por las ciudades de Bruselas y Brujas. Llegué primero a Bruselas, que de cierta manera me recordó a la Ciudad de México por su basura en las calles y docenas de vagabundos alcohólicos o drogadictos. La ciudad luce vieja, sucia y desordenada con muchas personas de diferentes etnias intentando encontrar su lugar en la tierra. El barrio hipster (¿todavía se usa la palabra hipster en 2015?) por excelencia es Ixelles, aunque decidí quedarme en Anderlecht, un barrio de minorías, lugar por demás sucio y peligroso. Lugar de vagabundos, prostitutas y limosneros, de practicantes del islam y de africanos exiliados. También hice las visitas obligadas para los turistas pero donde mas me regodeé fue en sus tiendas de novelas gráficas. En ese momento quise ser rico y traerme todas las ediciones bonitas de cómics que pudiera. Lo hice hasta donde mi salario de profesor de universidad pública me lo permitió.

Tanto Bruselas como Brujas tienen bonitos monumentos y lugares históricos, sin embargo tienen demasiadas trampas para los turistas con tiendas multinacionales que se interponen en el camino.

A mi edad, ¿qué es lo que me emociona de un viaje? Me emociona su comida, me emocionan sus sabores, y sus bebidas. No me importa lo diferente, quiero probarlo. Ya sea en forma de queso, de pasta o de cidra. No me importa si tiene poca sal o si no es grasosa o si no tiene picante. Quiero comer lo que los locales comen. Tratar de ver su realidad a través de sus alimentos.

Lo más grandioso que pude ver en este viaje fue la exposición de Jeff Koons, y un óleo de Basquiat en el centro George Pompidou. De verdad que eso me puso la piel chinita. Me emocionó también ir a la fundación Louis Vuitton en Paris y disfrutar no sólo la belleza del edificio diseñado por Frank Ghery, sino que pude ver una vídeo-instalación de Kanye West, uno de los artistas más revolucionarios y visionarios del momento.

Me regreso con mis prejuicios a la tierra del porfavorcito, a la tierra donde de acuerdo a Saramago, la democracia se limita a sustituir a una persona por otra cada cierto tiempo y donde la misma está secuestrada por el poder económico multinacional, el lugar donde la “democracia” es atacada por la corrupción y la manipulación impregna los principales medios de comunicación.

Me regreso con mis ideas de un país mejor, de un país donde no exista la discriminación hacia los morenos, o hacia la gente chaparrita, (así en diminutivo para que no se ofendan), donde a cada rato nos pisoteamos para no dejar salir al otro del bote. Voy de vuelta al lugar donde no importa la clase ni la educación, al lugar donde sólo importa la troca que traes, y el vivir al día. Ya llego al lugar dónde el 60% de sus habitantes no tiene una pensión y no le importa, porque Dios proveerá.

Gracias Francia y Bélgica fueron muy generosas conmigo. Les comparto una galería de fotos respecto al viaje en éste enlace.