Mis mejores momentos del 2017

Mi 2017 estuvo lleno de altibajos. No me puedo quejar. Tengo más cosas positivas por las cuales estoy agradecido que por las malas situaciones que sucedieron. En el primer trimestre del año mi vida dio un giro de 180º. Mi rutina cambió y me costó unas cuantas semanas en volver a reajustarme. Me concentré en trabajar más y encontré un nuevo trabajo. ¡un cuarto empleo! Tuve más tiempo para leer, para ejercitarme, y para relajarme. A continuación leerán todo lo bueno que me dejó el moribundo 2017.

Mejor Momento:

En este momento viene a mi mente el recuerdo de estar sentado en la terraza del piso 52 en el edificio Marina Bay en Singapur tomando un latte frío. Sé que suena pretencioso, pero miren nada más lo que mis ojos apreciaron desde ese lugar:

33158996230_61b0b96881_o.jpg

Mejor Adquisición:

Este año me animé por actualizar mi teléfono y un par de semanas antes de que saliera el iPhone X, adquirí el iPhone 8 Plus. Al principio, y gracias a las estrategias de marketing, sentía como si me hubiera precipitado en mi compra, pero es que en realidad no me gusta la pestaña, o marco superior del modelo X. Han pasado dos meses de uso del teléfono, y veo que en realidad lo disfruto mucho, sobre todo por su cámara y velocidad de procesamiento. Si sienten que hablo como Apple fanboy, me declaro culpable.

Mejor Blog:

En el 2017 seguí leyendo mis blogs habituales y no encuentro uno para recomendarles que no les haya mencionado ya. ¿Qué leo? Leo el blog de la Pitchfork; los comics de The Joy of Tech; los consejos financieros del Pequeño Cerdo Capitalista, y sigo el tema de educación y tecnología por medio del lector de feeds llamado Feedly, el cual les recomiendo mucho en su versión gratuita.

Mejor Tuitero:

En este año, muchas personas hetero debemos reeducarnos y entender lo que se debe hacer de forma políticamente correcta, y cuando por varias décadas fuiste criado y moldeado con estereotipos hetero, es momento de hacer un alto y re-pensar nuestras conductas. Por esta razón, les recomiendo seguir la cuenta de Twitter @CosasHetero para revisar nuestro comportamiento social y mejorarlo. Si bien, la cuenta a algunos les puede parecer parodia, más bien, es una patada en la espinilla que siempre nos duele recibir.

Mejor Vlogger:

Pasé demasiadas horas viendo YouTube y descubrí canales como el de José Zuniga con su Teaching Men Fashion, o al gran Unknown Vlogs desde Londres, pero el que más regocijo visual me brindó fue el hábil MKBHD. El canal es de Marques Brownlee y es considerado por muchos como el mejor reseñador de tecnología. Ver sus videos en glorioso 4K es un regodeo para el geek interior. La televisión murió desde hace varios años, y YouTube me sigue pareciendo la mejor alternativa junto con Plex. Ahora sí, uno ve ‘lo que uno quiere’ cuando quiere.

Mejor Aplicación para iPad:

Definitivamente, desde que adquirí el iPhone 8 me olvidé del iPad. En realidad, de las pocas veces que usé el iPad fue para revisar Twitter o ver algún episodio de alguna serie de Primer Video. Sucede que cuando tienes un dispositivo con nueva capacidad de procesamiento, tus dispositivos anteriores te parecen lentos y viejos. Me conozco y sé que si adquiero un nuevo iPad será para hacer una actualización al iPad pro, al cual algunas personas lo consideran como un buen sustituto de la computadora de escritorio

Mejor Gadget:

El 2017 fue el mejor año para adquirir una televisión 4K ya que bajaron demasiado de precio. Si lo estás considerando, te recomiendo buscar la marca LG por el sistema operativo que los acompaña, en este caso es el WebOS 3.5. y es que navegar por una interfaz que de forma fácil se agradece mucho. Otro detalle que hay que considerar para disfrutar el formato es al menos conseguir una de 55” para poder disfrutar de todos sus pixeles. Ya pasarán otros cuatro años para que las pantallas OLED bajen a un precio más asequible.

Mejor Exposición:

De las cosas más ñoñas que disfruto hacer es visitar galerías, museos, y exposiciones. El 2017 pude ir a ver desde las más populares como la de Tim Burton en el museo Franz Meyer, o La Estrella Oscura de Andy Warhol en el JUMEX, fui a ver mamuts y dinosaurios al Museo de Historia Natural en Los Ángeles, la exposición que más disfruté fue la pequeña retrospectiva que le hicieron a Luis Nishizawa en el Museo del Pueblo de Guanajuato. Pude ver la obra con toda la calma del mundo y sin gente a mi alrededor o presión de algún tipo.

Mejor playera:

Ahora estoy pasando por la fase de adquirir playeras negras básicas, y no porque no me gusten las playeras, pero las que me gustan resultan ser playeras muy hypeadas y por lo mismo difícil de conseguir, desde la colaboración de Louis Vuitton con Supreme o las que diseñó Virgil Abloh para su marca Off White. Ya podré hacerlo el año siguiente cuando visite Nueva York. Aquí en México hay tiendas que venden dichos productos, pero todos son revendedores y lo precios son reventas y compras sólo lo que hay, no lo que tu quieres.

Mejor Programa de Radio:

En mi continua búsqueda por un programa de radio matutina, me mudé a YouTube. Sin embargo, para finalizar el año, decidí suscribirme al podcast de pago llamado Convoy dirigido por Olallo Rubio. Pronto descubrí que mi ciclo de atención se redujo al mínimo y constantemente me encuentro rotado entre aplicaciones y tareas de la casa o del trabajo. Si tienen alguna recomendación de programa matutino de radio, se los agradeceré mucho si me la hacen saber en los comentarios.

Mejor Red Social:

Sigo con Twitter e Instagram y la que más me atrae es el modelo de negocios que representa ésta última y ya, no quiero hacer perder su tiempo con tanta frivolidad.

Mejor Canción: 

No deja de gustarme el rap, y entre el disco completo de Kendrick Lamar, la canción que se convirtió en mi favorita y fue la de French Montana con Unforgettable, aunque también merecen mención especial Lil Uzi Vert con XO TOUR Llif3 y No Woman de Whitney para relajarme.

Mejor Podcast:

Como mencioné líneas arriba, dentro del servicio de podcasts Convoy, existe uno que se llama La Edad Media y es conducido por Rulo. Ahí entrevista a personajes cuya personalidad u obra me resulta atractiva como la de Juan Villoro, o la divertida charla con el autor Carlos Velázquez. Si bien, el servicio tiene un costo de $39 mensuales, pienso que bien lo valen.

Mejor Serie de TV:

Afortunadamente las buenas series de televisión han ido en crecimiento desde la gran Twin Peaks, pasando por Stranger Things, me quedo con Dark, por la trama, la temática y porque puedo decir que aprendí poquito alemán viendo la serie.

Mejor Película:

Me voy a arriesgar a decir que fue Baby Driver. Combina muchas cosas que me gustan y me recordó de cierta manera a Pulp Fiction de Tarantino o a Drive de Nicolas Winding. Combina buena música con acción y persecuciones en autos. ¿Se fijan en lo hetero que suena eso, qué le vamos a hacer?

Mejor Documental:

Hay en Netflix un documental llamado Los Punks y narra la escena del movimiento punk en Los Ángeles. Me recordó cuando tenía trece años y asistía a conciertos de Hardcore y Trash Metal junto con mi prima dos años mayor que yo. Se logra proyectar la filosofía del DIY o Hazlo Tú Mismo.

Mejor Concierto:

Por primera ocasión se llevó a cabo el Festival Latido en la ciudad de Silao y trajeron a Los Amigos Invisibles a quienes tenía más de diez años de querer ver en vivo y los disfruté mucho. Claro que disfruté mucho a Boys Noize en el Festival Corona, pero creo que nos influencian las diferentes circunstancias a nuestro alrededor y pude bailar de forma despreocupada con los panas venezolanos. Ojalá que el 2018 nos traiga más baile.

Mejor Libro:

Me animé a leer a Roberto Bolaño y fue una gran inversión de mi tiempo. Leí tanto Los Detectives Salvajes como 2666. De este último hubo un pasaje que me apachurró el corazón y fue el de las muertas de Juárez. La frase con la que arranca los detectives salvajes es la siguiente: “He sido cordialmente invitado a formar parte del realismo visceral. Por supuesto, he aceptado. No hubo ceremonia de iniciación. Mejor así.” Para empezar, ¿qué es el realismo visceral? Desde ahí el magnífico escritor nos engancha en su novela y nos lleva por el camino de la aventura y persecución en una gran novela que a muchos les hará recordar sus años de juventud.

Mejor Viaje:

Nunca había imaginado que iba a conocer Singapur y en una tarde todo se decidió, en menos de cuatro horas ya había adquirido mi boleto de avión. Haber viajado a un lugar tan lejano para mí fue una experiencia única. Probé comida que ni sabía que existía y que en su mayoría de las veces me gustó. También fui a Los Ángeles por primera vez y aunque es un lugar con muchas atracciones siempre existe la posibilidad de volver, pero ¿Singapur? El país más rico de Asia es increíble con una visión de la corrupción muy artera. Ir de México fue como ir a un país de fantasía donde todo lo que te molesta de aquí, allá no existe y viceversa.

Ya me considero listo para el 2018 y sé que vendrá con muchas cosas buenas. Si ya llegaste hasta aquí, te deseo un año lleno de cosas positivas. ¡Salud!

Anuncios

Los claroscuros del 2010

El 2010 fue un mal año. En casa se nos enseña a ser casi siempre agradecidos con lo que tenemos, pero ¿se tiene qué agradecer lo malo que nos sucede? En mi caso particular tuve una dualidad de sentimientos pues a mediados de año pude reunirme con mi familia completa, décadas después de no hacerlo. Aunque la razón fue la enfermedad de mi padre. Agradezco por los bellos momentos que compartimos y disfrutamos en familia.

Este año casi no escribí porque como tuve otro mal año en el trabajo no tenía ánimo para escribir en este blog. La razón principal es que casi siempre estuve pasándola mal en el trabajo. Me di cuenta que uno cuando se convierte en adulto y trabaja el trabajo se convierte en la vida propia. Al igual que el año pasado, tuve una situación laboral infernal. ¿Por qué soy tan necio y sigo trabajando ahí? o ¿acaso los golpes de suerte no existen? Se que existen pero el mío ya ha tardado más de un año y medio. Espero que no llegue para cuando nos alcance el fin del mundo.

Pues bien, continuando un poco con el meme que cada año he realizado, y tratando de cambiar mi humor, procedo a enumerar lo que desde mi punto de vista fue lo mejor de este 2010 que está ya dando sus últimos suspiros.

Empezamos por el recuento de visitas a este blog, que debo decir de forma apenada que este año escribí muy poco. Si bien el 2009 concluía con 32,114 visitas, esta vez llegué a 51,956. Gran logro que me motiva a seguir compartiendo cosas en este sitio. Además me enteré de que hay personas que me leen con regularidad solo que no lo comentan abiertamente. Eso me dibuja una gran sonrisa en el rostro.

Mejor concierto: Este año tuve la fortuna de asistir a muchos conciertos, quizá no a todos los que quería. Me falto ver a gente como Hot Chip o los LCD Soundsystem y a Roger Waters, pero pude ver a Caribou, a Moderat, al Sr. Coconut, a Los Quiero Club y a bandas que quizá ya había visto en otras ocasiones pero que volví a disfrutar como a Jaguares o Kinky. Sin embargo, el mejor show que vi fue el de Los Arcade Fire. ¡Aún sigo respirando ese polvo que levantaron en el parque de beisbol!

El 2011 nos espera con los conciertos de U2 en el Estadio Azteca y con los Chemical Brothers junto a Charly García en el Vive Latino.

 

Mejor momento: La espera-reencuentro en el aeropuerto viendo la aproximación de mi hermana y mi padre, después de más de 15 años sin verlos, nos volvimos a reunir.

Mejor adquisición: Un reloj G-Shock de Casio, modelo GA-1000 del cual aún no termino de leer el manual. Tenía muchos años sin usar reloj de pulsera. Creo que en los próximos 10 años no pensaré en otro reloj.

Mejor blog: Mi lector de feeds siguió acumulando para mi varias lecturas. Revisando un poco mis estadísticas de este año he de mencionar que tan solo en el mes de Diciembre he leído 4263 elementos, esto de acuerdo a mis estadísticas de Google Reader. De aquí se deriva que mi blog favorito se convirtió en Andamos Armados.

Mejor sitio web: A mediados de año descubrí Creative Review que son una gozada visual enorme. Además de presentar una perspectiva en diseño Europeo, nos encuentran y muestran la belleza en objetos no tan cotidianos de la vida.

Mejor gadget: El iPhone 3Gs, En Febrero del presente me hice de un aparatejo para posteriormente darme cuenta que Steve Jobs anunciaba el iphone 4G y a mediados de año fue lanzado el iPad. Esto me hizo darme cuenta de cuán rápido corre todo en el mundo tecnológico. Mejor he decidido parar y exprimir al máximo lo que tengo. Al fin que el gadget perfecto nunca existirá, ya que siempre sentiremos que “algo” le hace falta al actual. Nada sorprendente, solo naturaleza humana.

Mejor exposición: La Universidad de Guanajuato con motivo del Festival Cervantino pudo traer una parte de la colección de la Fundación Jumex y la instalación realizada por Carlos Amorales es increíble.

Mejor playera: Los diseñadores de malafacha están haciendo algo excepcional con la moda que sucede en territorio mexicano. Por lo pronto me hice de una t-shirt de ellos que hace honor al gran Karl Lagerfeld.

Mejor estación de radio: Este año me hice adicto a escuchar El Fin del Mundo, programa de radio que se transmite de Lunes a Viernes de 8:00 am a 11:00 am. Es conducido por Julio y Rulo. No solo ponen buena música, además entrevistan a escritores, músicos y artistas de renombre internacional. Yo lo escucho via internet a través de su sitio web.

Mejor revista: Este año descubrí la revista Clark, es una revista francesa que en cada edición invita a un artista urbano que esta pasando por el hype más alto en su carrera. Desde So Me hasta Kaws.

Mejor red social: Para mi sigue siendo Twitter. Aunque tengo pocos followers, tan solo 244 en este momento, lo disfruto mucho por varias razones. La principal es darme cuenta de qué esta pasando en el mundo al momento. Me interesa seguir a nuevas personas. Si ustedes siguen a alguien que les gusta o divierte mucho no duden en recomendarme a esa persona aquí en los comentarios.

Mejor canción: Este año escuché 32 veces la canción Ready to Start de los Arcade Fire, quienes por cierto se convirtieron en los artistas que escuché 452 veces en el presente. Todas estas estadísticas las tomo desde la red social Last.fm que utilizo para dar seguimiento a mis gustos en música.

Mejor podcast: Este año seguí con regularidad los episodios del Warpig, de Fernanda Tapia. Para practicar idiomas seguí a Maxmondo para seguir quitándole lo oxidado a mi Italiano. Finalmente y a manera de recomendación si se encuentran en busca de nueva música les dejo de tarea escuchar el de NPR: All songs considered. Maneja casi todo tipo de música, pero enfocándose más al rock, al rap y a lo electro, aunque también hay country y folk. Después está XLR8R, un podcast inglés que trae a los DJs más hype del mundo, ahí descubrí grandes sorpresas como Salem, o a Chancha Via Circuito.

Mejor Serie de TV: Este año terminó Lost, serie que disfruté mucho excepto por el final. No quedé tan complacido pero agradezco esos momentos que me hizo disfrutar. Descubrí Weeds y también Mad Men. La primera me gustó mucho y Mad Men no ha logrado ese gancho al hígado en mi, aunque la sigo con atención.

Mejor evento: Mi titulación de Maestría, la cual a comparación de la licenciatura, me fue MUCHO mejor. Los sinodales me felicitaron ampliamente por la investigación realizada, pero lo mejor fue el haber compartido ese momento con mi familia, y sobre todo con mi padre. Ahora soy Maestro en Desarrollo Docente y no se si seguirle en el doctorado. Creo que si me gustaría pero ya veremos cómo se van dando las cosas.

Mejor documental: Aclaro que no agregué Mejor Película porque últimamente soy el peor espectador de cine que hay. En cambio, puedo decir que quedé fascinado con Beautiful Losers, el cual habla de algunos artistas urbanos clave en la escena. También me gustó Bomb It, que es un documental del 2008 pero que hasta este año pude conseguir y habla del Grafiti. Otro más que me gustó fue el Helvetica, el cual habla de esta famosa tipografía. Otro más que vi fue el de RIP a Remix Manifesto que trata acerca del copyright en la música y nos lleva de la mano Girl Talk. También me agradó mucho el Seguir Siendo de Café Tacvba. Por último y creo que el que más disfruté fue el de Banksy: Exit trough the gift shop. Dicho trabajo trata a manera de burla al espectador de la vida del famoso-desconocido grafitero inglés Banksy.

 

El lado oscuro del 2010.

Este año hubo varias cosas que lamentar, tales como la desgracia en Haiti, o el derrame petrolero en el Golfo de México, sin embargo hubo varias muertes que me sacaron de onda, entre ellas, las que más me dolieron fueron las de José Saramago, la de Carlos Monsivais y la de mi abuelita Rosa, quien después de convalecer por un año finalmente el pasado 23 de Diciembre dejó este mundo.

Pasa el tiempo, ganamos más años, pero hacemos menos amigos. Se hace uno más quisquilloso y gruñón, tengo menos amigos en Facebook y en la vida real, y cada vez me cuesta más ser confiado. Ojalá sea algo pasajero y no algo que haya heredado de este año.

Ya veremos cómo nos trata el 2011, ya vendrán los propósitos, los sueños y lo bueno y lo malo de la vida. Finalmente citando al poeta chiapaneco Jaime Sabines, cierro este post con la frase: No hay que llorar la muerte, hay que celebrar la vida. Bienvenida segunda década del siglo XXI.

 

Viaje a Italia 2009

Roma Italia 1999

10 años atrás y como unos 15 kilos menos visité Italia por primera vez en mi vida. En aquellos ayeres todavía ni descubría bien a bien la música electrónica, solo recuerdo escuchando a Moby y su album Play en un discman en el trayecto de mi casa a casa de Brenda quién en aquel entonces era mi novia. Ahí iba yo en microbús, aunque la mayor parte del tiempo viajaba en bicicleta. (Ah como extraño andar en bici). Recuerdo que ya iba a terminar de estudiar seis semestres de Italiano y que una maestra, quien ahora es una de mis mejores amigas, Erika, dijo en una ocasión en clase que nos fueramos de vacaciones a Italia, así como que entre verdad y broma. Yo le dije que sí, y me lo tome muy en serio, porque comencé a ahorrar como loco y no compraba ni siquiera un chicle. Por fín, se llegó el verano del 99 y nos fuimos a recorrer media Italia, partiendo desde Padua, pasando a Venecia, a Florencia, a Pisa, a Perugia, a Asis y a Roma. La verdad es que Italia es un país hermoso, o al menos así me pareció hace una década. La verdad, es que justo cuando yo fui estaba en pleno apogeo la guerra en Kosovo, ¿la recuerdan? y de ahí empezó un fenómeno migratorio tremendo que obligaba a muchas personas a integrarse en la Italia y los Italianos buena onda abrieron sus puertas a los migrantes. Sin embargo, empezaron a suceder situaciones propias de dicho fenómeno, tales como personas no italianas en las calles buscando trabajo de lo que fuera, y como no encontraban por no hablar el idioma, algunas se dedicaron a robar, desde carteras en el autobús, pasando por bicicletas en las calles y terminando por arrebatar bolsos. Lo más desafortunado fue para las mujeres quienes empezaron a prostituirse por necesidad. En fin que ahora en el 2009 la situación ya no es tan color de rosa como lo parecía al principio y están teniendo serios problemas por tanta migración y al no saber como pararlas han decidido cerrar las puertas. Me cuentan que ahora es muy dificil encontrar a un italiano en las calles (eso lo comprobaré) por tantos migrantes que hay.
El viaje a Italia para este año se dió finalmente después de estar disfrutando un rico té y celebrando el cumpleaños de Erika y nos invitó a Brenda y a mi a visitarla nuevamente éste año, y sin pensarlo mucho después de habernos comunicado brevemente de forma telepática le dijimos inmediatamente que sí. Además para fortuna nuestra, con esto de la crisis actual, nos hemos encontrado que las aerolíneas están haciendo grandes rebajas en los costos de sus boletos. Por cierto, cuando busquen boletos de avión les recomiendo utilizar el sitio de Kayak.com. Iberia es una de las pocas aerolíneas ofreciendo boletos muy económicos.
Así pues, regresaré a la bella Italia a recorrer sus hermosos lugares y a visitar galerías y museos, y por supuesto que los mantendré actualizados al respecto.
P.d.: Por cierto, si quieren encargar algo pues díganmelo en los comments, al cabo tienen tiempo para ahorrar un poco.
P.d. 2: En la foto que acompaña éste post me encuentro yo, frente al Palazzo del Quirinale, si mal no recuerdo esa es una t-shirt Gap, unos Jeans Calvin Klein (lo skinny aún no llegaba) y unos sneakers Airwalk, y un reloj Swatch con correa de aluminio. (Ah que pedo conmigo y el consumismo).

Otro negocio que cierra

Apenas el pasado 22 de Noviembre, les contaba que se abría en la ciudad una opción para comprar playeras, y ayer me enteré a través de su dueño, Julio, que desafortunadamente la crisis le había pegado y tendría que cerrar. Básicamente es por falta de capital la razón por la cual dejará de funcionar.

Vaya, esto del catarrito va en serio, y pues no solo a blogs les ha pegado, sino que a negocios en la ciudad ya les llegó el contagio.

La preguntas es ¿cuántas tiendas/sitios más cerrarán en el 2009? Hagan sus apuestas.

Por lo pronto lo último queme compré de esa tienda fue una playera diseñada por los chavos de Dirty and Miserable. Ni modo, ojalá la crisis nos haga más creativos y podamos conseguir más Tees.

Dirty and Miserable

P.d. Por cierto, el sitio dirtyandmiserable.com no existe, solo tienen un hi5, el cual es por cierto, horrendo, por eso no lo linkeo.