Mis mejores momentos del 2017

Mi 2017 estuvo lleno de altibajos. No me puedo quejar. Tengo más cosas positivas por las cuales estoy agradecido que por las malas situaciones que sucedieron. En el primer trimestre del año mi vida dio un giro de 180º. Mi rutina cambió y me costó unas cuantas semanas en volver a reajustarme. Me concentré en trabajar más y encontré un nuevo trabajo. ¡un cuarto empleo! Tuve más tiempo para leer, para ejercitarme, y para relajarme. A continuación leerán todo lo bueno que me dejó el moribundo 2017.

Mejor Momento:

En este momento viene a mi mente el recuerdo de estar sentado en la terraza del piso 52 en el edificio Marina Bay en Singapur tomando un latte frío. Sé que suena pretencioso, pero miren nada más lo que mis ojos apreciaron desde ese lugar:

33158996230_61b0b96881_o.jpg

Mejor Adquisición:

Este año me animé por actualizar mi teléfono y un par de semanas antes de que saliera el iPhone X, adquirí el iPhone 8 Plus. Al principio, y gracias a las estrategias de marketing, sentía como si me hubiera precipitado en mi compra, pero es que en realidad no me gusta la pestaña, o marco superior del modelo X. Han pasado dos meses de uso del teléfono, y veo que en realidad lo disfruto mucho, sobre todo por su cámara y velocidad de procesamiento. Si sienten que hablo como Apple fanboy, me declaro culpable.

Mejor Blog:

En el 2017 seguí leyendo mis blogs habituales y no encuentro uno para recomendarles que no les haya mencionado ya. ¿Qué leo? Leo el blog de la Pitchfork; los comics de The Joy of Tech; los consejos financieros del Pequeño Cerdo Capitalista, y sigo el tema de educación y tecnología por medio del lector de feeds llamado Feedly, el cual les recomiendo mucho en su versión gratuita.

Mejor Tuitero:

En este año, muchas personas hetero debemos reeducarnos y entender lo que se debe hacer de forma políticamente correcta, y cuando por varias décadas fuiste criado y moldeado con estereotipos hetero, es momento de hacer un alto y re-pensar nuestras conductas. Por esta razón, les recomiendo seguir la cuenta de Twitter @CosasHetero para revisar nuestro comportamiento social y mejorarlo. Si bien, la cuenta a algunos les puede parecer parodia, más bien, es una patada en la espinilla que siempre nos duele recibir.

Mejor Vlogger:

Pasé demasiadas horas viendo YouTube y descubrí canales como el de José Zuniga con su Teaching Men Fashion, o al gran Unknown Vlogs desde Londres, pero el que más regocijo visual me brindó fue el hábil MKBHD. El canal es de Marques Brownlee y es considerado por muchos como el mejor reseñador de tecnología. Ver sus videos en glorioso 4K es un regodeo para el geek interior. La televisión murió desde hace varios años, y YouTube me sigue pareciendo la mejor alternativa junto con Plex. Ahora sí, uno ve ‘lo que uno quiere’ cuando quiere.

Mejor Aplicación para iPad:

Definitivamente, desde que adquirí el iPhone 8 me olvidé del iPad. En realidad, de las pocas veces que usé el iPad fue para revisar Twitter o ver algún episodio de alguna serie de Primer Video. Sucede que cuando tienes un dispositivo con nueva capacidad de procesamiento, tus dispositivos anteriores te parecen lentos y viejos. Me conozco y sé que si adquiero un nuevo iPad será para hacer una actualización al iPad pro, al cual algunas personas lo consideran como un buen sustituto de la computadora de escritorio

Mejor Gadget:

El 2017 fue el mejor año para adquirir una televisión 4K ya que bajaron demasiado de precio. Si lo estás considerando, te recomiendo buscar la marca LG por el sistema operativo que los acompaña, en este caso es el WebOS 3.5. y es que navegar por una interfaz que de forma fácil se agradece mucho. Otro detalle que hay que considerar para disfrutar el formato es al menos conseguir una de 55” para poder disfrutar de todos sus pixeles. Ya pasarán otros cuatro años para que las pantallas OLED bajen a un precio más asequible.

Mejor Exposición:

De las cosas más ñoñas que disfruto hacer es visitar galerías, museos, y exposiciones. El 2017 pude ir a ver desde las más populares como la de Tim Burton en el museo Franz Meyer, o La Estrella Oscura de Andy Warhol en el JUMEX, fui a ver mamuts y dinosaurios al Museo de Historia Natural en Los Ángeles, la exposición que más disfruté fue la pequeña retrospectiva que le hicieron a Luis Nishizawa en el Museo del Pueblo de Guanajuato. Pude ver la obra con toda la calma del mundo y sin gente a mi alrededor o presión de algún tipo.

Mejor playera:

Ahora estoy pasando por la fase de adquirir playeras negras básicas, y no porque no me gusten las playeras, pero las que me gustan resultan ser playeras muy hypeadas y por lo mismo difícil de conseguir, desde la colaboración de Louis Vuitton con Supreme o las que diseñó Virgil Abloh para su marca Off White. Ya podré hacerlo el año siguiente cuando visite Nueva York. Aquí en México hay tiendas que venden dichos productos, pero todos son revendedores y lo precios son reventas y compras sólo lo que hay, no lo que tu quieres.

Mejor Programa de Radio:

En mi continua búsqueda por un programa de radio matutina, me mudé a YouTube. Sin embargo, para finalizar el año, decidí suscribirme al podcast de pago llamado Convoy dirigido por Olallo Rubio. Pronto descubrí que mi ciclo de atención se redujo al mínimo y constantemente me encuentro rotado entre aplicaciones y tareas de la casa o del trabajo. Si tienen alguna recomendación de programa matutino de radio, se los agradeceré mucho si me la hacen saber en los comentarios.

Mejor Red Social:

Sigo con Twitter e Instagram y la que más me atrae es el modelo de negocios que representa ésta última y ya, no quiero hacer perder su tiempo con tanta frivolidad.

Mejor Canción: 

No deja de gustarme el rap, y entre el disco completo de Kendrick Lamar, la canción que se convirtió en mi favorita y fue la de French Montana con Unforgettable, aunque también merecen mención especial Lil Uzi Vert con XO TOUR Llif3 y No Woman de Whitney para relajarme.

Mejor Podcast:

Como mencioné líneas arriba, dentro del servicio de podcasts Convoy, existe uno que se llama La Edad Media y es conducido por Rulo. Ahí entrevista a personajes cuya personalidad u obra me resulta atractiva como la de Juan Villoro, o la divertida charla con el autor Carlos Velázquez. Si bien, el servicio tiene un costo de $39 mensuales, pienso que bien lo valen.

Mejor Serie de TV:

Afortunadamente las buenas series de televisión han ido en crecimiento desde la gran Twin Peaks, pasando por Stranger Things, me quedo con Dark, por la trama, la temática y porque puedo decir que aprendí poquito alemán viendo la serie.

Mejor Película:

Me voy a arriesgar a decir que fue Baby Driver. Combina muchas cosas que me gustan y me recordó de cierta manera a Pulp Fiction de Tarantino o a Drive de Nicolas Winding. Combina buena música con acción y persecuciones en autos. ¿Se fijan en lo hetero que suena eso, qué le vamos a hacer?

Mejor Documental:

Hay en Netflix un documental llamado Los Punks y narra la escena del movimiento punk en Los Ángeles. Me recordó cuando tenía trece años y asistía a conciertos de Hardcore y Trash Metal junto con mi prima dos años mayor que yo. Se logra proyectar la filosofía del DIY o Hazlo Tú Mismo.

Mejor Concierto:

Por primera ocasión se llevó a cabo el Festival Latido en la ciudad de Silao y trajeron a Los Amigos Invisibles a quienes tenía más de diez años de querer ver en vivo y los disfruté mucho. Claro que disfruté mucho a Boys Noize en el Festival Corona, pero creo que nos influencian las diferentes circunstancias a nuestro alrededor y pude bailar de forma despreocupada con los panas venezolanos. Ojalá que el 2018 nos traiga más baile.

Mejor Libro:

Me animé a leer a Roberto Bolaño y fue una gran inversión de mi tiempo. Leí tanto Los Detectives Salvajes como 2666. De este último hubo un pasaje que me apachurró el corazón y fue el de las muertas de Juárez. La frase con la que arranca los detectives salvajes es la siguiente: “He sido cordialmente invitado a formar parte del realismo visceral. Por supuesto, he aceptado. No hubo ceremonia de iniciación. Mejor así.” Para empezar, ¿qué es el realismo visceral? Desde ahí el magnífico escritor nos engancha en su novela y nos lleva por el camino de la aventura y persecución en una gran novela que a muchos les hará recordar sus años de juventud.

Mejor Viaje:

Nunca había imaginado que iba a conocer Singapur y en una tarde todo se decidió, en menos de cuatro horas ya había adquirido mi boleto de avión. Haber viajado a un lugar tan lejano para mí fue una experiencia única. Probé comida que ni sabía que existía y que en su mayoría de las veces me gustó. También fui a Los Ángeles por primera vez y aunque es un lugar con muchas atracciones siempre existe la posibilidad de volver, pero ¿Singapur? El país más rico de Asia es increíble con una visión de la corrupción muy artera. Ir de México fue como ir a un país de fantasía donde todo lo que te molesta de aquí, allá no existe y viceversa.

Ya me considero listo para el 2018 y sé que vendrá con muchas cosas buenas. Si ya llegaste hasta aquí, te deseo un año lleno de cosas positivas. ¡Salud!

Anuncios

Naco in Paris

Nadie esperaba que una huelga de controladores de tráfico aéreo fuera a arruinar todos los planes de un viaje placentero de regreso a casa. Llevamos dos horas varados en el aeropuerto Charles de Gaulle en Paris. Aparentemente el clima también se burla de nosotros puesto que afuera hay un sol radiante y que da un calorcito entrañable. Sin embargo, cuando llegamos a Paris el clima nos recibió con una bofetada fría y húmeda, y el frío se mantuvo así durante los catorce días que duró nuestra estancia.

Paris tiene un problema con su frialdad hacia los visitantes, siendo que los visitantes son los que principalmente alimentan a su pueblo. Vamos, hay ¡83.7 millones de turistas cada año! Los parisinos intentan ser demasiado civilizados, y en su afán de lograr su objetivo, sus ciudadanos son serios, fríos, secos, sin alma y sin ganas de interactuar absolutamente con nadie. Cuando se proviene de un país incivilizado, desmadroso, cotorro y dicharachero como lo es México, existe un choque de trenes.

When in Rome do as Romans do.

Así dicen los americanos, en Español decimos: “al lugar que fueres haz lo que vieres”. Moverse en el metro en Paris es un acto robótico, nadie habla, nadie sonríe, se evita a toda costa rozarse con alguien, cruzar su espacio y más ahora que recientemente hubo un ataque terrorista en Enero de 2015. Toda la gente sospecha de todo mundo: cuidado si la persona usa una capucha para cubrirse la cabeza, o si su corte de pelo es casi a rapa. Al parecer lo mejor que se puede hacer es actuar como un fantasma que no respira pero que usa audífonos para mantener sus conversaciones privadas o sus gustos musicales ocultos.

Claro, Paris es y será siempre Paris eso no le quita sus encantos. Incluso debo mencionar que el gobierno parisino ha hecho campañas para sensibilizar a la gente del sector turístico a que sean amables con los turistas angloparlantes. Al parecer cuando una persona se dirige en Inglés y no en la lengua local, o sea el Francés, pulsa un botón de rechazo inmediato. Creo que aquí las cosas no se tratan de la preservación de un idioma, sino de hacer negocios con gente que te viene a dejar sus ahorros de años sólo porque te tocó vivir en una ciudad bonita.

[Pausa para avisar que el avión ya va a despegar]. Ahora voy de regreso a México, el lugar que, según Carlos Fuentes, es una “democracia Nescafé”, es decir, instantánea. Un pueblo que basa su forma de gobierno en copias a Francia, Estados Unidos e Inglaterra. Nada de originalidad, nada de rasgar en su pasado para encontrarse a sí mismo.

También en este viaje visité Bélgica. Específicamente me interesé por las ciudades de Bruselas y Brujas. Llegué primero a Bruselas, que de cierta manera me recordó a la Ciudad de México por su basura en las calles y docenas de vagabundos alcohólicos o drogadictos. La ciudad luce vieja, sucia y desordenada con muchas personas de diferentes etnias intentando encontrar su lugar en la tierra. El barrio hipster (¿todavía se usa la palabra hipster en 2015?) por excelencia es Ixelles, aunque decidí quedarme en Anderlecht, un barrio de minorías, lugar por demás sucio y peligroso. Lugar de vagabundos, prostitutas y limosneros, de practicantes del islam y de africanos exiliados. También hice las visitas obligadas para los turistas pero donde mas me regodeé fue en sus tiendas de novelas gráficas. En ese momento quise ser rico y traerme todas las ediciones bonitas de cómics que pudiera. Lo hice hasta donde mi salario de profesor de universidad pública me lo permitió.

Tanto Bruselas como Brujas tienen bonitos monumentos y lugares históricos, sin embargo tienen demasiadas trampas para los turistas con tiendas multinacionales que se interponen en el camino.

A mi edad, ¿qué es lo que me emociona de un viaje? Me emociona su comida, me emocionan sus sabores, y sus bebidas. No me importa lo diferente, quiero probarlo. Ya sea en forma de queso, de pasta o de cidra. No me importa si tiene poca sal o si no es grasosa o si no tiene picante. Quiero comer lo que los locales comen. Tratar de ver su realidad a través de sus alimentos.

Lo más grandioso que pude ver en este viaje fue la exposición de Jeff Koons, y un óleo de Basquiat en el centro George Pompidou. De verdad que eso me puso la piel chinita. Me emocionó también ir a la fundación Louis Vuitton en Paris y disfrutar no sólo la belleza del edificio diseñado por Frank Ghery, sino que pude ver una vídeo-instalación de Kanye West, uno de los artistas más revolucionarios y visionarios del momento.

Me regreso con mis prejuicios a la tierra del porfavorcito, a la tierra donde de acuerdo a Saramago, la democracia se limita a sustituir a una persona por otra cada cierto tiempo y donde la misma está secuestrada por el poder económico multinacional, el lugar donde la “democracia” es atacada por la corrupción y la manipulación impregna los principales medios de comunicación.

Me regreso con mis ideas de un país mejor, de un país donde no exista la discriminación hacia los morenos, o hacia la gente chaparrita, (así en diminutivo para que no se ofendan), donde a cada rato nos pisoteamos para no dejar salir al otro del bote. Voy de vuelta al lugar donde no importa la clase ni la educación, al lugar donde sólo importa la troca que traes, y el vivir al día. Ya llego al lugar dónde el 60% de sus habitantes no tiene una pensión y no le importa, porque Dios proveerá.

Gracias Francia y Bélgica fueron muy generosas conmigo. Les comparto una galería de fotos respecto al viaje en éste enlace.

En el mar la vida es ¿sabrosa?

Mirando al mar

Mi madre, y dos de mis hermanas no conocían el mar todavía. Desde el año pasado estaba en la lista de mis promesas el llevar a mi familia a la playa. Me había propuesto ahorrar la mayor cantidad de dinero posible para poder invitar a todos en casa. Finalmente así fue.

En mi caso, yo conocí el mar por vez primera cuando uno de mis tíos, que en paz descanse, me invitó a su casa durante unas vacaciones de Semana Santa. Él se encontraba trabajando en un lugar cercano a la playa, fue por esto que se le hizo fácil invitarme a mí, a mi hermana mayor y a mi padre. Ese es un recuerdo imborrable de mi mente. Me acuerdo de mi primera impresión al ver el mar por primera vez en mi vida. Incluso, también recuerdo que fue ahí donde me enseñe a nadar. No puedo decir que soy un excelente nadador, pero sí que no me ahogo tan fácilmente. Mi memoria acerca del mar es muy bonita, porque recuerdo que a los 11 años reflexionaba acerca de la inmensidad del mar. Ese gran cuerpo de agua me fascinaba, al mismo tiempo que me dejaba en la incertidumbre puesto que no jamás había visto algo así de grande en mi vida.

Para una persona que vive lejos del mar, su vida transcurre comiendo carne roja, y por lo general, disfrutar de pescado y mariscos es un manjar exótico. La razón es simple, la playa más cercana queda a siete horas de distancia manejando en carro. Además de que la economía familiar, desde que yo recuerdo ha estado golpeada, por tanto imaginar un viaje con toda la familia era una idea inalcanzable.

A comienzos de este año, una prima nos llamó para invitarnos a un viaje que estaba organizando a la playa. Parece que todo se acomodo a la perfección, pues yo tenía un nuevo trabajo, y la fecha en la que nos invitaba coincidía exactamente con la fecha de mis vacaciones. Además tenía el tiempo suficiente para poder ahorrar lo más posible y así llevar a mi familia.

Finalmente, el fin de semana pasado, estuvimos cuatro días visitando las playas de Ixtapa, en Zihuatanejo, Guerrero. El viaje fue increíble. Nos la pasamos de maravilla. Disfrutamos todos y cada uno de los momentos organizados por mi prima. No llevó a diferentes playas. Conocimos playas bonitas, otras no tanto, y otras más o menos. El primer día visitamos la playa de Ixtapa, ahí en la zona hotelera. Yo quería ver con ansias el rostro de mi mamá y mis hermanas, fue una sonrisa muy linda la que se dibujó en sus rostros al ver cómo las olas se rompían en la orilla del mar. Así pues, durante esos cuatro días pudimos conocer las playas de Ixtapa, Las Gatas, Troncones, Varadero, y Barra de Potosí.

Una de las herramientas que me ayudo bastante a determinar los lugares por conocer, qué hacer, y qué comer fue la aplicación llamada FourSquare en mi teléfono. Hasta ahora, estoy encantado con esta aplicación puesto que he podido ir a lugares de una manera relativamente sencilla, y que de otra forma hubiera sido más difícil dar con dichos lugares. Pudimos comer en una pizzería, una deliciosa pizza de cuatro quesos, y también cerca de ese lugar, pudimos comer un delicioso gelato de pistache. Quizá mi sabor favorito en gelato.

El clima se portó generoso, puesto que en un par de días nos tocó que estuviera nublado. Pero eso no fue impedimento para que disfrutáramos estar en el mar. Finalmente, los dos últimos días del viaje salió el sol. El sol te cambia la perspectiva, te hace ver el mundo en colores más brillantes. Empezando por el cielo, de un azul intenso, y el verde de los jardines bien cuidados en la zona hotelera, te hacen disfrutar prácticamente de todo: de la comida, y sobretodo de las buenas compañías.

En las playas que visitamos la comida no fue tan exquisita. Sobre todo porque los lugares a los que fuimos no cuentan con una infraestructura restaurantera que permita servir los platillos de una forma bonita, cómoda, e higiénica. Sin embargo, en la noche cuando estábamos de regreso en el hotel, podíamos salir y encontrar cerca restaurantes formales, ahí disfrutamos de ricas cenas, y desayunos.

Algo que no voy olvidar de este viaje, es la risa, o más bien diría las carcajadas que tuvimos por momentos cuando estábamos en el mar, y las olas jugueteaban con nosotros. Espero que a mi familia tampoco se le olvide, y algo que no he mencionado fue que también me lleve a mi sobrino conmigo. El ya conocía el mar, pero aún así espero que este viaje no se le olvide por el resto de su vida,

Ixtapa es una zona bonita, tiene instalaciones de primer mundo. Lo único malo es el contraste entre la riqueza y pobreza que se vive entre la zona hotelera de Ixtapa y la zona de Zihuatanejo. Ahí se ve un rostro duro, difícil, y golpeado por la pobreza que rodea el lugar. Ojalá las cosas se den bien y pronto para los lugareños, y que todos puedan tener una vida digna.

En nuestras vacaciones, aparte de refrescarnos, y darnos un chapuzón en la playa, estuvimos leyendo, comiendo, durmiendo, y platicando todo el tiempo. Creo que así deben ser las vacaciones. Un momento en el cual te dediques solamente a recrear, a olvidarte del trabajo, el cual en mi caso sí pude totalmente abstraerme de el, ya pensaré en otro momento en las actividades que me esperan a mi regreso al trabajo.

Lo más importante de este viaje creo que es el hecho de saber que sí se puede. Que haciendo un poco de sacrificio, y planeando bien las cosas se puede regresar a la playa en más ocasiones. En mi caso, a mi me gustaría que se repitiera al menos una vez al año, y conocer nuevas playas del país. Agradezco la vida que me dio el tiempo, y la oportunidad de haber logrado otro más de mis sueños.

Vacaciones en el DF

Cuando una persona me pregunta en dónde voy a pasar mis vacaciones de semana santa le respondo que en el Distrito Federal (DF) su ojos quedan abiertos como platos. Se sorprenden poir mi respuesta pues la mayoría esperaría que fuera a la playa o a cualquier otro destino exótico, sin embargo les respondo con una ciudad que en la mente de muchas personas es como un monstruo de mil cabezas.

Llevo varios años visitando el DF en  estas vacaciones. Me parece que es la mejor época para visitar esta gran ciudad ya que una gran parte de su población sale a algún destino turístico cercano. La ciudad luce semi-vací y eso la hace tan atractiva. No tiene el gran caos que por lo general ahí se vive. Puede uno andar en las calles del centro sin grandes preocupaciones y visitando museos, o galerías de arte.

Vivir en provincia es bonito pues la vida se pasa sin muchas preocupaciones, y también el tiempo  transcurre más lento. En la ciudad en la que vivo -Guanajuato- es sede de un gran evento cultural internacional, el Cervantino. Tiene una orquesta sinfónica y diversas galerías y museos pero el DF es el DF. Ahí puedo encontrar galerías, tiendas de discos de vinil, tiendas de ropa, de diseño y diseñadoresy es simplemente el relleno del huequito que le hace falta a mi vida para ser feliz.

No hay playas naturales en DF pero cómo me la paso bien. El tiempo se va entre compras, comidas, paseos, visitas y nuevos descubrimientos. Repito, no es un lugar exótico pero se puede vivir a un precio bastante razonable.

Si tienes poco dinero para vacaciones y quieres conocer una nueva ciudad te recomiendo visitar el DF durante la Semana Mayor para que te puyedas mover en el Metro sin problemas de aglomeraciones. Poca gente se queda en la ciudad y el tráfico de vehículos y de personas disminuye visiblemente. Así que la ciudad se queda prácticamente “sola” para que la descubras. Si siempre te han dado ganas de recorrer la ciudad pero te da miedo porque crees que te van a asaltar te deberías de animar a hacerlo porque de todos los años que he ido nunc ame ha pasado algo malo. Hay mucha seguridad y vigilancia en el centro.

Obvio, hay que tomar las precacuciones necesarias como es evitar los objetos ostentosos o que llamen mucho la atención.

Yo dejo en mi casa mi iPad y me cargo o compro un par de libros para leer en el camino. En esta ocasión adquirí el libro Canción de Tumba escrito por Julián Herbert. El libro es increíble, lo pude leer completo en el camión de regreso a casa y me hizo sentir que mi viaje valió aún más la pena.

Espero por muchos años más poder seguir realizando ésta práctica durante la Semana Santa y regresar al querido DF. Y a tí, a ¿Dónde te gusta ir en vacaciones de Semana Santa?

Imagen tomada de http://es.wikipedia.org/wiki/M%C3%A9xico,_D._F.

 

Viaje al concierto de U2

Mayo esta ya a la vuelta de la esquina y eso significa que los conciertos de U2 en el Estadio Azteca han llegado. Yo compré de los boletos que salieron para el día Domingo 15 de Mayo. Estuvieron muy peleados dichos boletos y conseguirlos fue cardiaco. Primer paso resuelto, ahora faltaba el segundo: el transporte.

Viajar al DF a un concierto es muy cansado, sobre todo cuando sales de la ciudad de Guanajuato, ya que el trayecto toma 5 horas de ida y 5 horas de regreso. Eso sin contar los taxis que toma uno para llegar al destino final, y en una ciudad tan grande como lo es el DF mínimo te toma una hora para llegar a un punto.

Pensando en todas estas incomodidades, y todavía sumándole que el concierto es en Domingo y al día siguiente hay que regresar a trabajar, fue que pensé en rentar una van que nos llevara al concierto y nos trajera de regreso sin ningún tipo de preocupación.

Aquí va pues el comercial:

Les ofrezco que nos vamos en una cómoda van saliendo de la Escuela Normal de Guanajuato en Paseo de la Presa. Nos vamos a las 8:30 AM y llegamos al DF alrededor de la 1:30 PM. Llegamos a la Colonia Condesa a comer y a hacer algo de shopping. De ahí nos vamos rumbo al Estadio Azteca con la intención de llegar antes de las 6:00 PM.

Después de disfrutar el concierto se dará una media hora para reencontrarnos y regresarnos a Guanajuato y llegar alrededor de las 5:00 AM ya del Lunes.

¿Cómo ven? Suena bien, ¿no? por supuesto que se pueden hacer paradas intermedias para ir al baño o comprar bebidas y botanas. Todo esto por tan solo $450.

Aparta ya tu lugar conmigo a través de éste medio y puedes liquidar en efectivo el mismo día del evento. Obvio, éste precio NO incluye entrada al concierto. Anímate y vamos a ver a U2.

Caín de Saramago


Después de casi 28 mil años sin leer un libro impreso, finalmente pude terminar el Caín de José Saramago. Para estas vacaciones de Semana Santa fui al DF y aparte de visitar varios museos y galerías, también visité tiendas de libros. Buscaba un libro que me regresara el amor por los mismos, ese cariño con el que había crecido desde niño. Opté por lo sano, por algo que sabía que me iba a enganchar y me refiero al Lusitano José Saramago. Me gusta su manera de redactar, tan libre, es decir, sin ceñirse a la estructura que por lo general una novela con diálogos debería de llevar.
En su libro Caín, Saramago reivindica su convicción de ateísmo. El libro tiene como personaje principal a un reconocido participante bíblico, y es obviamente Caín, quien en una novela creada por el autor nos “aclara” dudas que nos vamos encontrando a lo largo del Antiguo Testamento.
En realidad, el autor nos habla a través del personaje de un Dios rencoroso, y vengativo. Creo que no es una novela recomendada para personas con susceptibilidad al tema de las críticas religiosas. En fin, que al regreso del DF, ya en el autobús ETN -que ya cuentan con wi-fi a bordo, y que pensé que qué bueno que no me había cargado la laptop si no ni siquiera hubiera leído la primera página del libro- leí el libro completo. Muy bueno, enganchador y me hace seguir diciendo que Saramago es un grande, y es que después de haber ganado el Nobel de Literatura, muchos pensarán que sus libros son tipo best-seller y por lo mismo, de hueva, pero no, aún recuerdo con gran cariño la vez que leí uno de sus primeros libros: Ensayo Sobre La Ceguera, y desde entonces no le he perdido la pista.
No me queda más que agradecer a Saramago por haberme devuelto la satisfacción de leer un libro, porque al final la sensación es de que se está leyendo algo que perdura más que un solo día.

Ya es el 2010 y me acabo de enterar

Espero y que el frío les esté siendo benévolo y que hayan tenido buenas fiestas de Diciembre. En mi caso no lo pasé al cien por ciento, puesto que dos seres queridos se encuentran enfermos y siempre son cosas que no permiten a uno tener plena felicidad. Por lo demás estoy bien. En estos días he cambiado mi rutina de trabajo. Para empezar, desde hacía seis años no tenía vacaciones durante estos días y ahora he estado en casa haciendo reparaciones o mantenimiento a la misma. He estado escuchando mucha música, sobre todo esos discos que se quedan ahí rezagados por tratarse de varios gigabytes que no se dan cuenta que el día tiene tan solo 24 horas.

He estado entre otras cosas, viendo películas que también se quedaron almacenadas en un disco duro externo de 500 gigabytes y que poco a poco he ido dándome tiempo de disfrutar. He podido ver Inglorious Basterds, Los Bastardos, Beutiful Losers, (500) Days of Summer, Funny People y por supuesto que fui a ver Avatar al cine en 3D.

Por las mañanas me he levantado diferente, es decir, en lugar de prender de inmediato la computadora he decidido por tomar una rica y larga ducha de agua caliente, de vestirme, de desayunar y después ponerme a escribir mi tesis de maestría. No se puede decir que he estado inspirado, es más, he dejado de creer en la inspiración. Ahora creo lo que decía Picasso: que la inspiración te encuentra trabajando. He peleado contra tres gigantes y en ocasiones me han ganado batallas, y es que son demasiado adictivos, son las famosas redes sociales y mi adicción va hacia Twitter, Facebook y Reader de Google. Ahora, cuando prendo la computadora lo primero que inicio es el procesador de textos y después, el reproductor de música. Así lo he hecho hasta las cuatro o cinco de la tarde. Después dedico la tarde a mi y a disfrutar de cosas banales como el ver televisión y ya en la noche leer los feeds completos en el Reader.

En estos días me he sentido muy tranquilo, sin nada de estrés y con mucho frío. Lo bueno es que puedo encerrarme en el estudio y prender el calentador. Ya el Lunes regresaré a trabajar, pero me siento bien, me siento renovado y con muchas esperanzas de que sea un buen año, más que nada porque pienso cambiarlo en un año positivo para mí y para las personas que me rodean.

Hablando un poco de los propósitos de este 2010, debo decirles que no tengo. No significa que viviré al aventón, más bien iré tomando las cosas como se presenten. Lo que si sé es que este año no saldré del país ¿o sí? Ya veremos. Pero sí volaré de punta a punta del país. Ya les platicaré.

Por lo pronto, me despido, vuelvo pronto y solo les quiero desear que ustedes se encuentre bien y que estén llenos de planes y propósitos en este 2010, que en apariencia pinta para ser muy difícil en lo económico. Para el país deseo que se acabe la guerra fallida contra el narco y que Elba Esther Gordillo deje de ser la líder sindical de la Secretaría de Educación. (Sueños guajiros, ¿verdad?) Les deseo que este nuevo año les traiga mucha salud, paz, y éxito en sus proyectos.

P.d.: Estoy estrenando nuevo banner en el sitio. Éste fue diseñado por el SR.MTNT de quien me gustan mucho sus trabajos. Si les interesa un diseño, o que su fotografía la transforme en arte de vectores solo pónganse en contacto conmigo y yo les paso su información. Sus precios son muy razonables.

Lo mejor del 2009

Ya que se que están de webaciones y que ya leyeron dos veces lo que tienen que decir sus contactos en Twitter y tres veces lo que han posteado sus contactos en Facebook, aquí les traigo la lista de lo que según yo fue lo más chipocludo (¿todavía se usa ese adjetivo?) del 2009.

Primero que nada debo empezar por agradecer a todos ustedes, los visitantes que se pasaron por este blog, al cual me mudé en Enero de 2007 y que para fines de Diciembre de 2008 tenía tan solo 7,000 visitas. Sin embargo, este 2009 concluye con 32,114 visitas, es decir 25,114 visitas más en tan solo un año. ¡Wow¡ Nada mal para un tipo que escribe puras boludeces y que según él, intenta generar contenidos propios y no solo copiar y pegar contenido de otros blogs como acostumbra la mayoría en la blogosfera.

Revisando en retrospectiva este feneciente 2009, siempre resulta ser un ejercicio por demás motivador, ya que resulta un adiestramiento de memoria cuya misión es servir en la posteridad.

Bien sabemos que este año fue un año redondo para el crimen organizado aquí en el país de los tacos de pastor y de cabeza. Ya sabíamos que desde que Felipillo inició la guerra ya estaba perdida, pero en fin, ojala que el 2010 se de cuenta de esto y que ya se acabe este año de baños de sangre, de feminicidios, de encobijados, de encajuelados, de secuestrados y de robos a casa-habitación. Que por fin podamos vivir en paz en esta fábrica de pobres llamada México.

2009 fue un año duro en lo laboral, muy contrastante comparado con años anteriores, este fue muy pobre en muchos aspectos, en lo laboral viví un infierno, inestabilidad, vulnerabilidad y constantemente me enfermé del estómago a causa del estrés laboral. Todo lo que existía se acabó, ahora hay desunión, miedo, y mentiras, muchas mentiras. Todo este caos reinante vino de la mano de una nueva administración que se ha empeñado en destruir vidas y vaya que lo ha logrado.  Creo que lo único que me gusta de que se acabe el 2009 es porque precisamente ya se acabó y solo le pido al 2010 un golpe de suerte que me pueda hacer feliz y recobrar el amor que le solía tener a mi trabajo.

En la parte musical me gustó, aunque pensándolo bien no mucho, si hubo muchos discos, pero al mismo tiempo tuve poco tiempo para escucharlos como debe ser, con el debido respeto que se les merece a los artistas. A pesar de que ya escribí en un post previo los que me parecieron los mejores discos del 2009, quiero mencionar que los que más escuché fueron el de Phoenix, el de Zero 7, el de Zoé, y confirmé mi gusto por los sonidos oscuros, bellos y densos del dub. Pude ir a diferentes conciertos, muy pocos de ellos creo, pero finalmente pude ver a Radiohead o incluso a los Modeselektor. De hecho no podría definir cual de los dos conciertos me gustó más.

Pasando al plano personal debo decir que fue un gran año. Conocí a nuevas personas, entre ellas a un nuevo sobrino, que pronto será otro ahijado. Pude regresar a Italia y conocer París. Tuve la oportunidad de adquirir mi casa, en la cual me encuentro viviendo muy a gusto. Se fueron dos gatos a otro mundo, el Jazz y el Peluso, pero llegó la Ginger, a quien de cariño le decimos Boty. A mi padre finalmente le dieron su residencia americana y finalmente nos podremos encontrar ¡después de 15 años de no haberlo visto! Inicié dos podcasts, el bálsamo y el francofón los cuales disfruto mucho realizar. En fin, puedo alegremente cantar esa estrofa que dice: tengo todo lo que pedí.

Se acaba un buen año, como todos, con sus bemoles en lo laboral, pero que se vieron compensados con lo que me sucedió en el plano personal, que de no haber sido así creo que ahora estuviera en el psiquiátrico por lo menos.

Dejemos que el 2010 nos quiera, nos trate bien y sea dulce con todos nosotros, sobre todo con los que menos tienen, con los desprotegidos y que ya por fin tengamos un México sin violencia. Así pues, les agradezco por pasarse por acá, que tengan felices fiestas y nos leemos pronto. Finalmente, a ustedes ¿qué tal les fue en este 2009?

París París

No me había buscado tiempo para dedicar un post a París y la verdad es que se lo merece. Si pudiera mudarme creo que sería uno de los principales destinos a donde lo haría. Paris está hermoso. Es inspirador, y adorable.

Para llegar a París decidimos hacer un acto de locura: tomar un tren de Milano a París te lleva ocho horas de viaje. Quizá se pueda pensar que no está tan lejos después de todo. Sin embargo, es difícil cuando te quedaste a pasar la noche en una de las peores estaciones de tren del mundo que es la de Milán. Ahí se tocan los extremos para los seres que habitan en la noche, entre ellos hay distribuidores de droga, prostitutas, trasvestis, junkies, ladrones y estafadores. La estación de tren de Milán a pesar de ser muy bella, alberga a una de las más grandes escorias. Milán, a pesar de ser una de las capitales más importantes de la moda tiene también grandes contrastes. Dormir en un hostal sin ninguna estrella por solo cinco horas y pagar cien dólares por ello no era una opción viable. Tomamos la decisión de dormir en la estación y vaya que fue una de las noches más difíciles de nuestras vidas. Se acercaron a nosotros cada dos minutos todos los personajes que líneas atrás mencioné y no me pude dormir ni siquiera diez minutos seguidos. Por si fuera poco, el coctel de olores en la sala de espera de la estación es el peor que mi nariz ha registrado en toda su vida. Imposible de olvidar.

Afortunadamente el sol sale a las 5 am y nuestro tren salía a las 5:45 am. Cuando el tren llegó no podíamos estar más contentos de huir de ese lugar. Así pues, ya instalados en el tren, que por cierto es muy pequeño para poder estirar a gusto los pies, nos dispusimos a descansar, pero no se pudo. Había muchos niños haciendo ruido, llorando, e italianos hablando por celular largos minutos. En fín que lo único que quedaba era disfrutar del lindo paisaje que ofrecía el tren. Pasar por los Alpes fue algo recreativo, ya me imagino caminar entre esas montañas.

P1010336

P1010337

P1010338

Ocho horas seguidas de viaje después llegamos a la estación Gare-du-Nord en Paris y no teníamos hotel reservado ni siquiera un contacto seguro para hospedarnos. Lo dejamos a la suerte y es que vaya, me precio siempre de tener una Buena Estrella que me cuida y así fue. A tan solo dos cuadras de la estación encontramos la última habitación disponible en el Hotel St Hubert e inmediatamente trabé amistad con la recepcionista del lugar, se llama Tina y es muy pero muy buena onda. Nos ayudó con cualquier duda que teníamos, e incluso nos cobró una habitación a un precio más económico de la tarifa habitual.

Después de haber pasado la noche en la estación de Milán sin dormir, y un viaje de ocho horas en tren sin dormir y sin comer lo que uno puede pensar es ya instalados en el hotel quedarse a descansar, a comer, a bañarse, per no. ¡Que demonios! estábamos en París. Así que decidimos de inmediato salir a caminar y a conocer. Quien iba a pensar que caminaríamos ¡11Km! esa tarde

Nos trepamos al metro y decidimos empezar el recorrido por la avenida de los Campos Elíseos, llena de negocios de todo tipo y todos ellos muy chic.

P1010340

P1010342

La propuesta de la Toyota para sus autos del futuro inmediato. Ojalá y que así sean porque yo ya quiero tener un juguete de estos:

P1010344

P1010345

P1010346

P1010347

P1010348

Llegando al glorioso Arco del Triunfo, mandado a construir por Napoleón y que conecta a doce avenidas en la ciudad.

P1010351

P1010355

P1010356

P1010357

P1010358

P1010361

P1010362

A seguir caminando hasta toparse con la gran torre Eiffel, cuando la vi no podía dejar de tomarme las fotos cliché y aquí están:

P1010366

P1010367

Seguimos caminando y en el inter nos encontramos este edificio cubierto con un jardín en su fachada principal. Que buena idea, poder tener un huerto en tu pared.

P1010374

P1010375

P1010376

Finalmente llegamos ahí, a la torre y según yo me iba a subir, pero me temblaron las patitas porque las alturas me producen vértigo.

P1010378

P1010383

P1010395

P1010397

El río Sena

P1010400

P1010401

P1010403

P1010405

P1010406

P1010408

P1010410

P1010411

P1010412

P1010413

P1010414

Claire es de Marseille y me acordé de ella por eso tomé esta foto.

P1010415

Sibylle es de Lyon y también me acordé de ella cuando vi esta escultura.

P1010416

P1010417

Otra foto cliché, afuera del Museo de Louvre:

P1010427

P1010428

La iglesia de Notre Dame de Paris:

P1010436

P1010437

P1010438

P1010439

Otra más para el cliché, es decir, para postearlas en mi perfil de Facebook o de Hi5 y decirle al mundo que un Mexinaco anduvo más lejos que la Basílica de Guadalupe. (Ouch! ya me salió lo sarcástico.)

P1010449

En el magnífico centro de las artes Goerge Pompidou, el cual albergaba una exposición de uno de mis pintores favoritos Wasili Kandinsky. Así acabaría ese largo día en Paris, el cual era como estar de luna de miel con la ciudad y que reitero: tengo que volver a París algún día y vivir más tiempo. Tanto Arte, tantas galerías, museos, conciertos, vanguardias que me gustaría vivir. Larga vida a París.

P1010450