Lo mejor del 2016

27037115953_3f68f4f7ab_o

Siempre me encanta esta época del año ya que me dedico a descubrir todas las cosas que me perdí durante los últimos meses. Me refiero a todas esas listas que publican importantes periódicos, revistas y blogs a los que sigo. Es bueno tener tiempo para jugar video juegos, ver películas, series o documentales que por alguna razón se te escaparon y escuchar discos o a artistas que no sabías que existían. Benditas vacaciones, no me decepcionaron, y antes de que regrese a trabajar les dejo a continuación mi lista de cosas que más me gustaron en el 2016.

Mejor Momento:

Por una razón personal que no puedo comentar aquí, no podía visitar Estados Unidos y siempre cargaba con esa loza. Finalmente, este año me animé a ir al consulado americano en la ciudad de Guadalajara y pude obtener mi visa. La primera ciudad que visité fue San Francisco. De hecho, las imágenes que acompañan a esta entrada fueron tomadas por mi en esa vibrante ciudad. En Semana Santa estaré visitando Los Ángeles saldando visitas pendientes. El viaje me hizo recordar en muchas ocasiones a mipapá imaginándome las cosas que él pudo haber visto o disfrutado en sus más de veinte años de vida en ese país.

Mejor Adquisición:

Finalmente este año sí se lanzó tal y como lo predije el año pasado el Apple Watch 2. El reloj es un accesorio de lujo con el cual llevo conviviendo más de dos meses y al ser un aficionado a los datos y a la información generada en tiempo real. Una de las grandes ventajas que le he encontrado es que ya no me veo constantemente sacando mi teléfono de la bolsa del pantalón para revisar las notificaciones. Otra ventaja que le he encontrado es que me ha ayudado a ser más consciente de mi condición física ya que me avisa acerca de mis progresos en cuanto a mi actividad física.

Mejor Blog:

Ya realmente no se escriben blogs y por lo mismo no seguí a alguno en particular. La página que consultó prácticamente todos los días es Lifehacker. Ahí encuentro buenos consejos para la vida diaria en muchos aspectos, no solamente en cuanto a tecnología refiere, sino también a formas de mejorar en aspectos personales.

Mejor Tuitero:

Twitter me sigue entreteniendo mucho y me gusta leer @julioastillero ya que es un buen columnista de la jornada. Sus tuits me permiten revisar un panorama del día a día en el país. Me parece un periodista mesurado y con los pies en la tierra. Una de las cosas que disfruto al leer sus textos es que tanto puede hablar de deportes o cosas familiares como de situaciones políticas relevantes del país.

Mejor Vlogger:

Apenas el año pasado había descubierto a Casey Neistat y casi todos los días de la semana disfrutaba preparar mi lonche viendo sus videos que reflejaban su estilo de vida en la ciudad de Nueva York. Este año se cansó de su rutina que pintaba ser demasiado pesada sobre todo por el hecho de editar un video a diario. En fin, que a partir de su despedida he buscado a un nuevo vlogger y hasta ahora me he conformado con las noticias del canal Complex.

Mejor Aplicación para iPad:

Este año descubrí la aplicación duet. Es una aplicación que te permite usar tu iPad como una segunda pantalla, según esto para que te conviertas en alguien más productivo. La aplicación funciona utilizando tu cable usb a lightning e inicias la aplicación tanto en tu computadora como en tu iPad. Después, hay que arrastrar la aplicación que quieras que aparezcan en tu iPad para que puedas ser más productivo. Yo lo usaba para ver algo en Netflix mientras contestaba correos de trabajo.

Mejor Gadget:

Este año todo comenzó en abril cuando Phillips me regaló una lámpara portátil que se puede conectar a internet y cambiar de muchos colores. Posteriormente, adquirí un kit de lámparas que se conectan a internet de la misma marca, y finalmente, como regalo de cumpleaños recibí otra lampara adicional. Así puedo controlar todas las luces de la casa de forma automatizada, incluso, lo puedo hacer con mi reloj utilizando mi voz. El internet de las cosas llegó a mi vida y si bien representa algunos inconvenientes me parecen más los beneficios que los puntos negativos.

Mejor Exposición:

En la ciudad de San Francisco pude visitar el recién remodelado Museum Of Moden Art el cual alberga una colección impresionante de obras del siglo XX y XXI. La infraestructura del lugar es muy del primer mundo, al grado tal que puede descargar uno una aplicación con geolocalización que permite escuchar la narración de buenos actores y actrices llevando la experiencia a otro nivel. Mi siguiente objetivo es visitar el museo The Broad de reciente creación en Los Ángeles.

Mejor playera:

Este año, la marca japonesa Uniqlo hizo una alianza estratégica con el artista Kaws. Esto permitió que su obra fuera reconocida de forma global. Dicha marca realiza prendas de ropa modernas a precios accesibles. Sigo pensando por qué solamente mecompré una playera y no cinco. Mi respuesta es que me compré el diseño que más me gustó.

Mejor Programa de Radio:

Sigo siendo huérfano de un buen programa de radio matutino. Hasta la fecha, sigo escuchando El Surtido con Almendra Hernández en radio ibero de la Ciudad de México. Lo hago utilizando la aplicación TuneIn y si bien, la conductora no es una gran pensadora, si logra entretenerme mientras me alisto para ir al trabajo.

Mejor Red Social:

Instagram me sigue gustando mucho. Este año instalé la aplicación oficial de Twitter y me parece que presenta las noticias de una forma frívola recordándome. Por momentos a cualquier canal de televisa. Regresando a Instagram, me sigue molestando ver las fotos en un tamaño pequeño, quizá eso es lo que le falta para hacerla perfecta desde mi punto de vista.

Mejor Canción: 

Escuché al menos 50 veces la canción Pt. 2 de Kanye West. La canción me parece muy poderosa y me llenaba de energía para llegar a mi trabajo. Para mí fue el disco del año aunque desafortunadamente, al final de año Kanye se nos deschavetó y terminó internado en el hospital psiquiátrico. Sin duda el coro ‘I just want to feel liberated I I I’ se convirtió en mi mantra.

Mejor Podcast:

Me gusta mucho lo que hace Evaristo Corona alias El Golfo en su programa llamado Meta el cual es un podcast de la plataforma conocida como Puentes. En Meta se habla de cultura pop actual. Se habla principalmente de música, de nuevos lanzamientos musicales, de conciertos, y de nuevas bandas. Lo único que no me gusta de su plataforma es que si me suscribo mediante RSS me suscribo a todos sus programas en general, que si bien son buenos, la mayoría no son de mi interés. Por tanto, no recibo actualizaciones de Meta de forma automática.

Mejor Serie de TV:

La serie que más me gustó fue una de HBO que se llama The Night Of. Pasaba los días domingos y me dejaba súper intrigado. Lástima que nadie de mis conocidos la seguía para poderla platicar al día siguiente. Todo mundo estaba enganchado a Game of Thrones. Aplausos también para Rick and Morty y para Portlandia que me siguen divirtiendo mucho.

Mejor Película:

Me encantó Rogue One. La vi dos veces solamente. La segunda vez la vi con buenos amigos y la disfruté mucho más. Otra película que me impactó mucho fue la mexicana Te Prometo Anarquía. Debo decir que fui al cine sólo porque sabía que se trataba de una historia que involucraba patinetas. La historia es impactante y es un reflejo de lo descompuesta que se encuentra la sociedad mexicana en estos días.

Mejor Documental:

Before The Flood es un documental narrado por Leonardo di Caprio y se nos advierte sobre las consecuencias a nivel de humanidad si no cambiamos nuestros hábitos de consumo. Tristemente me doy cuenta de que los únicos responsables de nuestra propia destruccion somos los propios humanos. Creo que es un documental que se debe de ver en todas las escuelas para crear conciencia con la finalidad de salvar a nuestro planeta tierra.

Mejor Concierto:

LCD Soundsystem en el festival Corona Capital fue magistral. Los factores que influyeron para decir tal afirmación se deben a que fui con dos de mis hermanos y mi mejor amigo. Cuando se llegó el momento de la presentación de los LCD yo me esperaba grandes aglomeraciones y al contrario, tuve mucho espacio a mi alrededor para poder bailar y cantar sus éxitos. Fue el cierre de una noche redonda en que previamente había disfrutado a Grimes y a Peter Bjorn and John. La emoción me duró por varios días que lo único que escuchaba era un concierto viejo de los LCD con el ánimo de emular lo vivido esa noche.

Mejor Libro:

Juan Villoro y su Espejo Retrovisor el cual es un compendio de textos representativos del autor. Desde hace varios años había querido leer a dicho autor, pero por alguna razón no lo hacía. Si uno quiere descubrir al autor me parece que escogí el mejor título de él ya que se divide en cuentos salpicados de humor y algunos de tragedia. Juan es un cronista brillante que habla no solamente de la familia, viajes o el rock, si no que también me hizo recordar mi época zapatista allá por 1994.

Mejor Viaje:

Conocer San Francisco fue mi highlight del año. A pesar de que fui a la playa, o a conocer Xilitla en San Luis Potosí, sin lugar a dudas no se comparan con mi experiencia en San Francisco. A pesar de que la ciudad huele a drenaje combinado con mota y orines, y de que el paisaje urbano está tapizado de vagabundos, fue emocionante conocer una ciudad cuyas compañías tecnológicas controlan gran parte del mundo actual.

Anuncios

Lo que leí en el 2016

captura-de-pantalla-2017-01-04-a-las-20-32-41

Me había puesto el reto de leer 17 libros en el 2016 y tan sólo alcancé a leer 10 porque en el camino se atravesó un curso de pre-doctorado en Ginebra, Suiza a mediados de septiembre.

Leer, afortunadamente, me sigue gustando aunque sigo con el perverso vicio de perder el tiempo en leer cosas insensatas en redes sociales.

Además de los libros que al final de este post comparto, también leí docenas de páginas de materiales académicos. Considero totalmente innecesario publicar dichos textos aquí ya que no son de interés general.

Sigo considerando a los lectores electrónicos como mejores herramientas para leer. Incluso estuve a punto de decantarme por un nuevo Kindle. Persuadido por mentes despiertas fui convencido de poner mi iPad en modo avión. Poco duraba el gusto, pues seducido por notificaciones de mensajes en redes sociales terminaba por olvidarme del consejo.

La mayor parte del tiempo leí en viajes que hice en a lo largo del año y usé como herramienta principal el iPad. Los libros en papel, a menos que sean un objeto de colección, me parecen innecesarios. Tan es así que en la próxima limpieza anual que haga consideraré hacer una caja o dos con libros para regalar en algún reclusorio.

Si me preguntan por el mejor libro que leí en este año sin duda les digo que fue el Espejo Retrovisor de Juan Villoro. Desde hacía muchos años me debía a éste autor y finalmente con esta antología saldé mi deuda. Sin duda, Villoro, es de los mejores escritores cuya creatividad e imaginario permiten una descripción puntual de nuestro país.

Finalmente, espero que en el 2017 mi sensatez me permita dedicar más tiempo a leer libros y menos redes sociales o memes insulsos.

A continuación, les comparto la lista de libros que leí en el 2016. Si quieren ordenar sus lecturas, les recomiendo usar la aplicación gratuita Goodreads la cual pueden conseguir aquí.

# Título Autor
1 La tregua Mario Benedetti
2 What Art Is Arthur C. Danto
3 Writing for Social Scientists: How to Start and Finish Your Thesis, Book, or Article Howard S. Becker
4 El genio del idioma Álex Grijelmo
5 La muerte del león Henry James
6 150 videojuegos a los que tienes que jugar al menos una vez en la vida Alejandro Crespo
7 Star Wars Manual de Supervivencia Francesc Marí, Nestor Company
8 Espejo Retrovisor Juan Villoro
9 Hipsteria Ricardo Garza
10 La canción de la bolsa para el mareo Nick Cave

Los mejores discos del 2015

SAM_1542.jpg

En el 2015 fue el año en que escuché más rap. Recuerdo estar escuchando a Kendrick Lamar, Drake, Kanye, Travis Scott, Young Thug, y a Nosaj Thing tan sólo por mencionar a algunos nombres que me vienen a la mente.

Debo decir que me cansé del rock alternativo ya que en la actualidad está plagado de ‘guitarritas’, ukuleles, y coritos. En la electrónica, las cosas dieron un giro hacia Lean On de Major Lazer. No debo negar que es una buena canción pero no pude con el mainstream.

Movido por el buen disco de Kendrick Lamar, -para muchos el mejor del año,- me puse a escuchar más hip-hop y terminé enganchado. El rap sigue sin ser valorado en México debido al idioma, y es que no es un Inglés fácil como el de Coldplay, por poner un ejemplo.

Es necesario mencionar que en el verano adquirí un auto Peugeot 206 convertible. Una de mis prioridades es la de mejorarle el sistema de sonido ya que el que trae de fabrica es basura. Adquirí una unidad Pioneer junto con un par de bocinas de la misma marca, pero aún le falta un buen amplificador y un subwoofer para disfrutar la experiencia completa de camino al trabajo o a casa. Sé que en el 2016 parte de mis ahorros servirán para adquirir dichos componentes. Siempre quise un estéreo con Bluetooth y con Siri integrados, ahora lo tengo y lo disfruto.

Tengo una corazonada de que el 2016 será un año grande para la música.

Los buenos discos tienen ciclos, y el 2016 pinta para ser un año con discos inolvidables.

Por lo pronto aquí les dejo mi lista con mis 10 discos favoritos que se editaron en el 2015:

  1. Kendrick Lamar — To Pimp a Butterfly
  2. Jamie xx — In Colour
  3. Natalia Lafourcade — Hasta la Raíz
  4. Sufjan Stevens — Carrie & Lowell
  5. Tame Impala — Currents
  6. Alabama Shakes — Sound & Color
  7. Major Lazer — Peace Is the Mission
  8. Nosaj Thing — Fated
  9. Grimes — Art Angels
  10. Björk — Vulnicura

¿Y a ustedes cuáles fueron los discos que más les gustaron del 2015? Déjenme sus comentarios.

Lo mejor del 2015

IMG_2730

Llegar a los cuarenta años sin deudas financieras ha sido uno de los grandes aciertos en mi vida a finales del 2015. Lo sé ¡he llegado a los cuarenta años! Se supone que a esta edad es cuando el mundo empieza a tener credibilidad en uno. Sin duda despedir los 39 fue muy bueno. El 2015 terminó y ahora pienso: ‘¡vaya año!’

Al día de hoy me siento muy relajado, muy tranquilo. Mi vida ha dado pasos agigantados en el 2015.

Tener claridad en mis ideas y objetivos me hizo sentir que todo está bajo control.

He aprendido a ser realista y práctico y sin duda esto me ha hecho disfrutar los momentos.

Como ya es tradición, les comparto mi selección de lo que para mi resultó ser lo mejor del año.

Mejor Momento:

Un viaje a Paris nunca cae nada mal, y este año tuve una visita no planeada a dicha ciudad. Originalmente tenía planeado viajar a Italia para el verano ya que tenía mis ahorros de todo un año, pero se dio el viaje y la pasé increíble. Por aquí pueden leer un post que escribí al respecto, y por acá pueden ver una galería que hice en mi cuenta de Flickr.

Mejor Adquisición:

Este año me abstuve de comprar el Reloj de Apple. Ser el comprador de la primera generación de un producto Apple nunca es recomendable. La segunda versión vendrá mejorada y ya para mediados de año me estaré comprando uno. Por ahora, lo que sí me regalé fue una cámara semi-profesional Samsung increíble con muchísimas características. Uno de mis planes-propósitos de este año es inscribirme a un curso para sacarle el mayor jugo a  mi cámara.

Mejor Blog:

¿Quién sigue escribiendo en blogs a estas alturas? Se dice que los blogs están muertos, lo de hoy son los podcasts, ¡sí, los podcasts están de regreso! En mi caso, gracias a la aplicación Feedly pude leer todo lo que mis blogs favoritos publican. Este año sin duda me hice adicto a Hypebeast el cual combina video con texto y lo disfruté bastante. Es ese sitio que me da las mejores noticias de diseñadores, de tenis, de artistas, de comida, y de diseño.

Mejor Tuitero:

Voy de mal en peor, ya casi no uso Facebook, (¿aún vive Facebook?) y en Twitter seguí mucho a @jrisco. Me hace reír mucho la forma en que adapta imágenes de noticias frescas con textos hilarantes. Ahora uso más Instagram, pero no para publicar sino para deleitar la vista. Sigo principalmente a diseñadores de moda  como Balmain. Intenté usar Snapchat, y a los pocos días de haberme dado de alta, los de la compañía cambiaron sus políticas de privacidad y prácticamente me ahuyentaron del lugar.

Mejor Vlogger:

En el 2015 fue el año en el que descubrí al vlogger Caisey Neistat y casi todas las mañanas cuando preparaba mi lonche para llevármelo al trabajo o tomándome mi primer espresso por la mañana veía los videos de este personaje. Posteriormente me preguntaba, ¿por qué sigo a Caisey? Es decir, ¿por qué se nos hace tan interesante ver vidas ajenas? Creo que tiene que ver con el hecho de alejarnos de nuestra propia realidad y querer vivir la vida de alguien a quien admiramos. En el caso de los videos de Neistat la mayoría me parecieron divertidos.

Mejor Aplicación para iPad:

De las aplicaciones que utilicé mucho este año fueron Feedly, Tweetbot, YouTube, y ahora estrictamente hablando de nuevas aplicaciones les recomiendo instalar Duet si cuentan con una computadora y un iPad, ya que esta aplicación hará funcionar a su iPad como una segunda pantalla. La App es cara pero hace lo que promete. Ahora mismo que escribo este post estoy ‘viendo’ la película Ant-Man.

Mejor Gadget:

Para este diciembre me regalaron un micrófono Blue modelo Yeti y he estado haciendo pruebas y las grabaciones se escuchan de maravilla. Ya me estoy animando para hacer un podcast ahora que el formato esta de regreso.

Mejor Exposición:

En Paris pude ver una retrospectiva de Jeff Koons, y acá en Guanajuato pude ver para cervantino una exposición de Francisco Toledo titulada Sin Maíz No Hay País, pero irónicamente, la pieza que este año me hizo temblar de emoción fue una video-instalación de Kanye West en la fundación Louis Vuitton en Paris.

Mejor playera:

¿Compré alguna playera? En realidad consumí mucho menos, lo que sí, fue que el diseñador Marco Colín me regaló uno de sus diseños estampados en una playera para el día de muertos y es una lástima porque me gustaría poder usarla el resto del año.

Mejor Programa de Radio:

Desafortunadamente en el 2015 desaparecieron las buenas estaciones de radio ya que hubo conflictos en Radio Ibero y me quedé sin estación de radio matutina. Escucho en ocasiones Ibero o Reactor pero lo soso de sus conductores termina por desanimarme y cambiarme a YouTube. Lo único malo de YouTube es que es muy fácil perder el tiempo con tantos canales, mientras que en el radio a cada rato le recuerdan a uno la hora par que no se le haga tarde para llegar al trabajo.

Mejor Red Social:

Me enganché a Instagram. Comencé a seguir gente que considero interesante y que aporta a mi cronograma una forma de ver y vivir la vida de manera divertida. Aquí les dejo mi dirección de Instagram.

Mejor Canción: 

Me vienen a la mente varias canciones buenas de este año como Alright de Kendrick Lamar, o Piss On Your Grave de Travis Scott una que me encantó y se me hizo muy fuerte fue la de de Should Have Know Better de Sufjan Stevens, esa sí esta de lagrimita con esa frase que dice: ‘when I was three, three maybe four, she left us at the video store’. Ahi el artista nos habla del abandono de su madre esquizofrénica y se parte el corazón.

Mejor Podcast:

Este año me hice fan de La Chora Interminable por mi hermano, pero después me doy cuenta que su podcast no es la gran cosa, que es pura guasa, y de vez en cuando sultan algún dato interesante. El proyecto en español que se esmeró bastante se llama Puentes, una casa productora de Podcasts y ahí me encontré con Mándarax. Leonora Milan y Alita Emo (no me viene a la mente su nombre real. Ellas son un par de científicas divulgando ciencia utilizando un lenguaje bastante fresco, sin lugar a dudas mi podcast del año.

Mejor Serie de TV:

Claro que vi Game of Thrones, pero la verdad ¿a quién quiero engañar? no me engancha ese tipo de historia. Las que si me divirtieron fue Master Of None con el comediante Aziz Ansari, y debo confesar que semana a semana esperaba un nuevo episodio de la segunda temporada de Silicon Valley, y que incluso, vi al menos ¡dos veces cada episodio!

Mejor Película:

Crecí con Star Wars y con Mad Max. Ambas me marcaron y en este 2015 las dos estrenaron una nueva aventura. También las dos me parecieron entretenidas y ambas las disfruté en 3D. Si bien Star Wars no me decepcionó no terminó por convencerme al cien por ciento. Quizá terminé empachado de la fuerte campaña mediática por parte de Disney. Lo que si sé es que ambas películas las veré más de media docena de veces.

Mejor Documental:

Veo más documentales que películas, me parece que contribuyen más a mi formación. Este año uno de los documentales que más disfruté fue La Sal de la Tierra. Una historia fascinante de Sebastião Salgado. Me hizo reflexionar sobre mi paso en esta tierra y a querer contaminar menos y dejar un mundo mejor.

Mejor Concierto:

No fui al Vive Latino, ni al Coronal Capital. ¡Hey si quería tener finanzas sanas algo tenía que sacrificar! Sin embargo sí pude ver varios eventos artísticos en la ciudad. Eso me encanta de vivir en Guanajuato, hay tanto que ver y hacer. Vamos, no es New York, pero algo es algo. Pude ver a Rebolledo, Sotomayor, Torreblanca, Technicolor Fabrics, y a varios grupos pequeños de ese estilo, pero el evento que más disfruté fue en uno del Cervantino. El 23 de Octubre con una fría lluvia pude ver a NOSAJ THING y quienes le abrieron hicieron una noche mágica, me refiero a Sebastian Benoit y a Takami Nakamoto. Otro gran highlight del festival fue la DJ Paula Temple. Llevaba mucho tiempo con ganas de escuchar buen techno.

Mejor Libro:

Este año me propuse leer 18 libros, ¡y lo logré! voy a escribir un post completo al respecto. El libro que más entretenido y ameno se me hizo se llama Te Vendo Un Perro de Juan Pablo Villalobos. Me hizo recordar tantas cosas de mi infancia. Leer será siempre un reto interesante en mi vida y lo voy a seguir haciendo y me voy a seguir superando en cantidad. Ya veremos si el siguiente año logro leer al menos 20 libros.

Mejor Viaje:

Paris es Paris, pero también fui a Bruselas y a Brujas, pero lo que si debo mencionar es que pude regresar a Cancún y que esta vez lo hice como conferencista en una convención de maestros de Inglés. Cancún es bonito, pero su playa puede parecer aburrida porque no hay olas divertidas, al contrario son muy pacificas. El viaje me sirvió para relajarme y darme cuenta de lo suertudo que soy.

 

El primer disco

FKA Twigs - LP1 Uno de mis discos favoritos del 2014.

FKA Twigs – LP1 Uno de mis discos favoritos del 2014.

En el verano de 1984, yo tenía 9 años y había ahorrado mis domingos para comprar mi primer disco. En aquel entonces era normal adquirir discos en vinilo pues los discos compactos aún no hacían su aparición. Le pedí a una de mis tías que me llevara al tianguis que se instalaba en la ciudad cada miércoles ya que quería comprar un disco. Realmente no sabía cuál iba a comprar y al llegar al puesto de discos, y por influencia de mi tía, compré el disco Pacto con el diablo de la banda de Heavy Metal española Ángeles del Infierno.

Lo sé, es embarazoso contar esto y abrirme con ustedes y hablarles de mi mal gusto musical.

Cuando somos niños o adolescentes tempranos no tenemos ni sabemos lo que es el buen gusto musical.

Recientemente mi sobrino de 13 años me preguntó que en qué lugar podría el comprar un disco. Pregunta un tanto extraña hecha desde la óptica de una persona que no tiene acceso a una tienda física de discos originales.

Le pregunté cuál disco estaba buscando y me contestó que buscaba el disco de Skillet. Yo pensé que se refería a Skrillex, y pensé para mis adentros: bueno, es Skrillex, al menos hay esperanza. Pero no, él sí se refería a Skillet. Esta banda es una grupo de rock cristiano. ¡Sí, gracias a que el auto-corrector del iPad interpretó así el nombre, mi sobrino llegó a escuchar a una banda cristiana! A él le gustó la música, ya que las letras, al ser cantas en Inglés, le restan ajenas por no ser su lengua materna.

Intenté convencerlo de que se fijara en otras bandas y no logré sacarlo de su idea. Finalmente se compró su disco compacto en una tienda que encontró a 98 kilometros de distancia.

¿Por qué les he contado todo esto?

En más de un par de ocasiones me he encontrado con entrevistas a coleccionistas de discos o a músicos, o a DJs y les han preguntado si recordaban cuál era el primer disco que habían adquirido y todos hablaban de grandes discos, y yo sólo me sentía más apenado por saber cuál era mi primer disco. No sé si dichos entrevistados estaban mintiendo por no quedar mal ante sus fans o no. Lo que si sé es que el primer disco, sea bueno o malo, no se olvida. Termino este post con una pregunta cliché y me imagino ya vieron venir: ¿Cuál fue su primer disco, y por influencia de quién lo compraron?

Lo importante es que tenemos salud

Un pueblo sin bibliotecas es como un cuerpo sin alma.

Estoy sentado en el Centro de Lectura José Rojas Garcidueñas de la ciudad de Salamanca Guanajuato. El lugar esta recién inaugurado y les quedó increíble. Quedé maravillado porque este es uno de los tipos de lugares que a mi me gustaría tener en mi universidad. Ojalá algún día logre llevar a cabo este sueño en la ciudad que me adoptó.

15509015985_7b7a8b7651_oEs el último día del año y no quise terminarlo sin antes agradecerle al mismo por todo lo que me regaló en estos 364 días que han pasado. Éste ha sido uno de los años más bonitos que pueda recordar. No cabe duda que las cosas conspiraron a mi  favor.

Terminé con tres trabajos: uno estable y los otros dos como freelancer. A principio se pudiera decir que no hice gran cosa pero no es así, vayamos por partes.

Mejor Momento:

Este año, las enfermedades volvieron a hacer de las suyas, afortunadamente no en mi, pero si en los seres queridos. Sin duda esto es inherente al ser humano y no existe forma alguna de evitarlo a menos que claro, estemos muertos. En el caso de mi suegro fue un tanto dramático ya que sufrió un ataque al miocardio bastante severo, y alegría fue saber que pudo haber burlado a la muerte, y que ahora la vida le da una segunda oportunidad.

Mejor Adquisición:

Pude hacerme de muchos gadgets este año, tales como iPads, Xbox, y varios otros dispositivos, pero hasta ahora, mi consentida es la Macbook Pro desde la cual estoy escribiendo este post. Según yo, desde que me había quedado sin mi portátil era menos productivo pues estaba atado al escritorio. Ahora que tengo la Macbook me doy cuenta que no escribí tanto en este blog pero espero que poco a poco pueda explotarla al máximo. Me gustaría producir unos cuantos programas de audio dedicados a la enseñanza de idiomas. No prometo nada, sólo que lo intentaré.

Mejor Blog:

Los sitios interesantes han ido desapareciendo ya que mantener este modelo de negocios es complicado debido a que requiere un ritmo de escritura bastante disciplinado y atractivo al público. Esto me recuerda a que este año comencé a ir a practicar meditación budista y al principio todo era serenidad en mi vida pero pronto comencé a faltar y terminé por dejar de ir. De igual forma, ahora en el mundo de los blogs, solo me dedico a leerlos en Feedly, y con pena les digo que el mejor blog se lo doy a sopitas.com ¡Ay!

Mejor Tuitero:

Llámenme superficial o lo que quieran pero encontré en tuiter al Viejo Paulino, y ¡cuántas carcajadas me ha sacado! Este año incluso dejé de escribir en twitter, quizá lo hice pensando que no hay mucho que compartir, o bien, que todo lo que uno escribe es sólo para presumir. ¿O me equivoco? Sólo leo mi cronología para saber qué esta sucediendo en mi entorno.

Mejor Canal de YouTube: 

Dejé de seguir a Chumel Torres porque decidió hacer una colaboración con Televisa para el mundial, y fui de los dudes que decidieron darle unfollow por considerarlo un vendido al sistema. Me dediqué a seguir nuevos canales como el de los comediantes John Oliver, o Conan, pero el canal que más disfruté fue el de Hypebeast. Me gusta su selección no solo de ropa o tenis, sino también de restaurantes, artistas y carros. Quizá viendo las cosas desde éste ángulo debería decir que en este año me volví un superficial. Aunque no lo creo totalmente, lo que sí debo decir es que me gustan mucho las cosas bien diseñadas y por cosas me refiero a casas, carros, muebles, electrodomésticos, ropa, zapatos, y electrónicos.

Mejor Aplicación Para iPad:

Sigo utilizando con mucha frecuencia apps como Feedly, y Wunderlist pero la que destacaría sería Evernote. Me gusta la sencillez con la que puedes tener ordenadas y sincronizadas tus notas sin tener que comprar algún procesador de textos adicional para el iPad.

Mejor Gadget:

Para no parecer que sólo hablo de productos Apple les voy a comentar que uno de los gadgets que más me sigue gustando es mi cafetera Nesspreso U. Tanto me ha gustado que ya me compré una para mi oficina, sólo que es el modelo Inissia. Tomar café es un mero pretexto para socializar. Socializar significa relajarse, desestresarse, hablar del día a día y la cafetera es culpable de que dichos momentos se sucedan.

Mejor Exposición:

Continuando con la tradición de despertar la curiosidad de la apreciación del arte moderno entre mis estudiantes, este año los llevé a la exposición de la colección FEMSA en el cervantino, y así pudimos disfrutar la obra de Gabriel Orozco y posteriormente discutirla en el salón de clases. Me quedé con ganas de ver la obra de la artista Yayoi Kusama en el Rufino Tamayo de la ciudad de México. Si fui, pero ya no alcancé boletos. También acudí a la exposición del ilustrador Dr. Alderete y me quedé con ganas de verlo en persona el día de la inauguración. Espero que el 2015 me sorprenda en la bienal de Venecia.

Mejor Playera:

Me compré una polo negra de los japoneses COMME des GARÇONS y sólo recibí críticas al respecto diciéndome que si trabajaba para algún establecimiento. Me la puse demasiadas veces pero no me importó. En cuanto pueda compraré más, ya que su diseño del corazón con ojitos me parece divertido aunque si es relativamente cara la marca.

Mejor Programa de Radio:

Sería injusto no hacer mención a lo que hacen Erick Elola y Almendra Hernández en su programa #AlyEl nombre bastante malo por cierto, pero es que escuchar noticias del narco estado en el que vivo no me ilusiona. Termino todo estresado y pensando que este país está maldito y que las cosas nunca se van a componer por tanta corrupción. Prefiero empezar con música mi día y dado que ya no tengo tanto tiempo para escuchar música nueva, #AlyEl son una de mis mejores opciones.

Mejor Red Social:

Nunca me he animado a usar Snapchat, no soy su target. Dejé de utilizar Foursquare por la tontería que cometieron al obligarte a usar Swarm. Se creó HeyHey a manera de ser el Twitter con voz. Me sigo quedando con Twitter como lo más divertido que puede existir.

Mejor Canción:

Mi año estuvo marcado por la canción Talking Backwards de Real Estate. Fue la canción que más escuché en mp3 y en vinilo y no fue de a gratis. La canción retrata a una persona que no se siente segura de lo que esta diciendo y más si se trata de hablar con una persona del sexo opuesto. Los seres humanos tenemos el don de la palabra pero en la mayoría de las ocasiones no sabemos cómo utilizarla de forma correcta. Nos ponemos el pie a nosotros mismos y nuestro mensaje no llega a nuestro interlocutor de la forma en que queríamos. Así me siento la mayor parte del tiempo.

Mejor Podcast:

Empecé a borrar podcasts de mi teléfono puesto que consumían preciado espacio. Comencé a utilizar TuneIn para seguir escuchando podcast. Ya no lo hice con la misma frecuencia, y un día descubrí uno nuevo que me pareció magníficamente producido. Se trata de Audio Smut. Sólo que hay un problema, el día que lo descubrí me di cuenta de que entraron en un receso el cual espero no sea tan largo.

Mejor Serie de TV:

Hubo varias series de TV que me llamaron la atención, por ejemplo: Fargo, True Detective de Matthew McConaughey, pero una que me enganchó de principio a fin fue la de Silicon Valley. Lo sé, es una serie ñoña, pero me encantó y ya estoy esperando para el 2015 la segunda temporada.

Mejor Película:

Si se la ando dando a Birdman de González Iñárritu. A pesar de que hubo algunas buenas como Guardianes de la Galaxia, Interestellar o El Hobbit. Sigo llendo al cine en pocas ocasiones y cuando lo hago, procuro gastar un poco más de dinero para estar cómodo y voy a las últimas funciones del día para que no haya tanta gente alrededor. ¡Me estoy convirtiendo en aquel viejito gruñón de mi infancia que no te devolvía las pelotas cuando las volabas a su casa!

Mejor Documental:

El canal PBS transmitió un documental dedicado a Jeff Koons y lo disfruté tanto que lo vi dos veces en una misma semana. Después me seguí con toda la serie que ofrece PBS pero el que me atrapó primero fue el de Koons, ahora una de mis ideas es poder ver su obra con mis propios ojos.

Mejor Concierto:

Lo cierto es que no se puede tener todo en la vida, y más aún, no se puede ir a todos los conciertos que nos gustaría vivir. Este año me perdí de Beck en el Corona Capital. Al final no fui porque no tuve ese amigo loco que te anima y te dice que lo acompañes. Lo que si disfruté mucho fue el Vive Latino porque vi a Fito Páez. Fito me gusta mucho y a pesar de haberlo visto en varias ocasiones no había podido verlo en un festival. Fui un ridículo y me puse a gritar todas las canciones como loco. No cabe duda, estaba disfrutando mi vida al máximo y más feliz no podía estar. Mi segundo mejor concierto fue el de Pantha du Prince & The Bell Laboratory en el Cervantino, fue una noche mágica y me pareció que viví un lindo sueño.

Mejor Libro:

Este año leí menos libros, leí solamente 13 y me había puesto la meta de leer 17. Leí en la tablet, en la computadora y en físico, los tres formatos me gustan mucho y creo que el más cómodo es la laptop que puedes poner sobre una mesa y usar tus manos en otra actividad. De los libros que más me acuerdo son el de Leonora, escrito por Elena Poniatowska, novela dedicada a Leonora Carrington. Leí un libro de poesía para niños en Inglés que se llama Where The Sidewalk Ends y me gustó mucho por su lenguaje tan simple y a la vez bello. Me voy a atrever a decir la salvajada de que mi libro favorito fue el Metales Pesados de Tryno Maldonado. Sus cuentos cortos hablan de personajes ruines con mala suerte. Por acá pueden encontrar la lista completa de los libros que leí en el año.

Mejor Viaje:

Regresé a Mazatlán. Fui porque di una conferencia en un congreso internacional. Al principio no disfrute tanto el viaje porque aún tenía que practicar para la plática, pero una vez que terminé disfruté mucho mi tiempo nadando en el mar. La vida si que es sabrosa en el mar y más cuando se trata de un viaje todo pagado.

Así acabo un año que me dio muchas satisfacciones y ya me encuentro ilusionado esperando el 2015 por que sé que me va a traer cosas bastante buenas.

«Gustavo Cerati, Madrid, 2006.10.10» por Camilo Rueda López - Trabajo propio. Disponible bajo la licencia CC BY-SA 3.0 vía Wikimedia Commons.

Cruza el amor, yo cruzaré los dedos

Café sabatino acompañado del libro Cerati en primera persona.

A post shared by Jesús G. Flores (@cuitzil) on

Cuando tenía 11 años jugaba con mis hermanas en la sala de la casa de mis padres. Poníamos en el toca-discos un disco de Soda Stereo a todo volumen y yo utilizaba el palo de una escoba como un micrófono. Mis hermanas eran mis groupies y apoyaban prendiendo y apagando las luces de manera intermitente para simular las luces de un escenario. Cantábamos Nada Personal de los soda.

Pronto llegaría la adolescencia y llegaba el disco Canción Animal. No logro borrar de mi memoria cómo una chica que ya iba en tercer año de prepa abordó el autobús escolar con dicho vinilo bajo el brazo. Así conocí la portada naranja poderosa con un león mostrando su poderío.  Hablamos del disco por un largo tramo.

Años después me sumergí en el punk y el hard-core. Me olvidé casi por completo del pop en Español. A pesar de la oleada del Rock En Tu Idioma y la omnipresencia de los peinados altos y estrafalarios de los Soda.

Pasaron los años, superé a Soda, se habían quedado como un recuerdo de mi adolescencia. Años después en la Universidad supe que se volvían a reunir y hacían una gira de despedida. No fui, no me importaron.

Regresé a Gustavo Cerati, ya sin Soda, ya que cada uno de los integrantes  había decidido caminar por otros rumbos. No así Gustavo, quien decidió probar suerte como solista y vaya que lo hizo bien.

El Bocanada fue uno de los discos que me hizo regresar la fe en el rock en Español.

Puente fue y es una de las canciones más bellas y perfectas del pop jamás escritas.

Recuerdo que en una ocasión, entraron a robar a mi casa y se robaron algunos de mis discos y el estéreo y junto con el se iba el disco compacto Bocanada adentro del reproductor. Me había quedado solo con el estuche. Sabía que era un gran disco y que tenía que volverlo a tener. Ahora tengo dos estuches del mismo disco y cada que los agarro me acuerdo de la triste historia de cuando robaron mi casa por primera vez. La canción Puente particularmente me remite a un día sábado a bordo de un autobús viajando bajo la lluvia que golpeaba la ventana de mi lado y a través de mis audífonos escuchaba el:

‘Cruza el amor, yo cruzaré los dedos.’

Pasó el tiempo y un día uno de sus conciertos sería anunciado en la ciudad de Querétaro. La verdad el lugar no se llenó a tope y fue así que los organizadores nos pasaron a las filas de enfrente del escenario. Recuerdo haber quedado fascinado por su forma de tocar la guitarra y de todos los sonidos que lograba exprimirle.

El tiempo pasaría y ésta vez sería Guadalajara en el Teatro Diana quien me invitaría a verlo con el Fuerza Natural. Viajamos en el carro de un vecino a quien también le gustaba mucho Gustavo. Ese amigo, un par de años después, tuvo un accidente automovilístico provocado por un conductor ebrio en la carretera Dolores Hidalgo – Guanajuato. El accidente le cambió la vida ya que él tocaba la guitarra para vivir y el accidente terminó con sus movimientos de la mano derecha y su memoria, ya jamás volvió a tocar.

Pasaron otros cuantos año y creo era el 2008 cuando Soda Stéreo decide volver a reunirse porque se dieron cuenta que necesitaban aumentar sus ahorros bancarios y de ahí no me quejo puesto que me invitaron el boleto, de los más caros y hasta adelante del Foro Sol en el DF. Ahí reafirmé que ya había superado a Soda años atrás y me salí un tanto molesto del concierto al notar que escondían al menos a dos músicos más detrás de una pesada cortina en el escenario. Me parecieron soberbios al no querer mostrar a los músicos de soporte quienes los hacían escucharse mejor.

En Mayo del 2010 ocurriría la desafortunada situación que lo dejaría en coma por cuatro años. Es horrible esa muerte. Yo la experimenté con uno de mis tíos. Un tío a quien quería mucho cuando era niño y él me quería de regreso. Siempre que por comisión tenia que salir de la ciudad a causa de su trabajo me traía a su regreso algún juguete. A los demás primos les traía también regalos, pero para mi siempre guardaba los más grandes o más bonitos. Igual me llevaba de vacaciones a otras ciudades. Con él conocí la playa y aprendí a nadar ahí mismo. Un derrame cerebral derivado del estrés laboral lo haría caer en coma por cuatro años. Su cadavérico retrato quedó marcado en mi subconsciente y cada que lo visitaba salía con el corazón hecho pedazos.

Al pasar del tiempo y al saber que Gustavo no mejoraba, lo imaginaba igual que a mi querido tío: delgado como una hoja de papel.

Recientemente adquirí y leí el libro biografico de Cerati compilado de forma magistral por la periodista musical Maitena Aboitez. De verdad que el prólogo escrito por Shakira si te saca al menos una lagrima por todas las anécdotas que cuenta con Gustavo. Por otro lado, leí el significado de la letra Té Para Tres, la cual siempre supuse que hablaba de una situación de engaño en una pareja, pero al leer el libro aprendí que la escribió haciendo referencia el día que su padre le anunció a él y a su madre que estaba enfermo de cáncer. Yo recuerdo la vez que mi hermana me comentó que mi papá estaba enfermo de cáncer, ese día choqué mi auto de lado contra un poste pues no estaba concentrado en lo que estaba haciendo.

Gustavo, me doy cuenta que de forma directa e indirecta siempre estuviste presente en mi vida. Me conforta saber que ya descansas en paz y te doy gracias por haber venido.

Guanajuato, Guanajuato. México. 4 de Septiembre de 2014.